XV Bienal de Teatro ONCE

Inauguración de la XV Bienal de Teatro ONCE en el Teatro Arriaga de Bilbao

14/Enero/2015

CULTURA

Teatro con mayúsculas

A lo largo de la historia, el teatro ha sido siempre un valor bien recibido y valorado por la ciudadanía. Para una mayoría ha sido un entretenimiento o una forma de ocio; para otros, una forma de vida; y para algunos más, un revulsivo social que ha agitado las conciencias y el pensamiento de quienes han sido capaces de desentrañar el mensaje que venía desde las tablas. Está claro por tanto que, de una u otra forma, el teatro no nos deja indeferentes: nos hace pensar, reír, llorar, recordar, imaginar y manifestar nuestras emociones.

En la ONCE hemos apoyado desde siempre la participación de las personas ciegas en el mundo de las artes escénicas. No sólo por el derecho a disfrutar como meros espectadores, sino también por el gozo de vivir en primera persona el arte creativo e interpretativo. Las compañías de teatro que promovemos son ya una referencia de capacidad personal y una experiencia de plena inclusión. Son el resultado de un recorrido de más de tres décadas de historia, precedido por algunas iniciativas impulsadas desde mediados del siglo pasado, sin duda herederas de la tradición del relato entre las personas ciegas.

Desde las representaciones escolares de antaño hasta el actual teatro aficionado hay un largo recorrido acompañado de muchos esfuerzos y de una evolución constante. La representación teatral constituye para una persona ciega o deficiente visual un reto personal y un modo de demostrar sus capacidades. Constituye además una fuente de evidentes beneficios que mejoran la movilidad, la educación del gesto, la postura, la seguridad, la autoestima, el reconocimiento, la integración grupal y social y la autonomía personal.

El teatro y lo que aporta la necesaria interacción con otros actores y actrices con o sin discapacidad les faculta como miembro pleno de las artes escénicas, es decir, estas personas acaban siendo aquello que desean ser y para lo que han trabajado y se han esforzado. Por esta razón, en la ONCE impulsamos la participación de estos grupos de teatro aficionado en los circuitos culturales ya existentes, para evitar una actividad paralela que diferencie y aísle su creatividad.

Sin abandonar el carácter amateur de los grupos, en la ONCE hemos procurado dotarles del rigor técnico y profesional necesarios para la consecución de sus objetivos. En la actualidad, contamos con un total de 365 actores y actrices en 29 compañías a lo largo de la geografía española. Organizamos también jornadas de formación teatral y promovemos investigaciones y publicaciones especializadas que acercan la discapacidad visual al teatro y viceversa.

La gran labor de los grupos de teatro ONCE les ha hecho merecedores del premio Max de Teatro Aficionado 2013, el máximo galardón estatal de la categoría, un gratificante y estimulante reconocimiento. 

Porque nuestro teatro es grande, fruto del esfuerzo, de la disciplina y la superación. Un teatro que también sale del corazón, entregado a la memoria del público que lo disfruta en directo. Como dijo Molière, “las cosas no valen sino lo que se las hace valer”, y nuestros actores y actrices lo hacen valer.

¡Gracias por acudir al teatro, os esperamos esta semana en la XV Bienal de Teatro ONCE!

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar

Comentarios

1

Todo aquello que hagan las personas ciegas para saltar los obstáculos que nos pone la vida y demostrar que somos tan válidos como los demás y que podemos hacer todo aquello que nos propongamos. Una de esas metas es hacer teatro y conseguir grandes logros a través del esfuerzo y el trabajo bien hecho. No existe dinero que pueda sustituir la satifacción de conseguir el trabajo bien hecho y el reconocimiento social. Las personas ciegas hacen tan buen teatro o mejor que las demás personas que no tienen una discapacidad visual.