El preciado legado de la Dra. Barraga

Una afiliada recibiendo formación en rehabilitación visual con especialistas de la ONCE

30/Enero/2015

SERVICIOS SOCIALES

El pasado 29 de diciembre nos dejaba, a los 99 años, Natalie Carter Barraga, precursora de los métodos de estimulación visual, mundialmente reconocida, y muy popular entre los profesionales de habla hispana desde que la ONCE publicara en 1985 una selección de su obra, con el título Textos reunidos de la doctora Barraga, reeditada en 1997. La doctora Barraga, como era conocida, pues era en efecto doctora en Educación, impartió generosamente su magisterio en más de veinte países, sobre todo a partir de su jubilación, en 1984, como catedrática de la Universidad de Texas (Estados Unidos).

Su influencia fue decisiva en España, donde fue invitada por la ONCE en 1985 para colaborar en la formación de los primeros especialistas en rehabilitación visual, en el entonces recién creado Centro de Rehabilitación de la ONCE (CERVO).

Entre los numerosos reconocimientos que recibió la Dra. Barraga a lo largo de su carrera destaca el premio a sus 50 años de dedicación profesional, en el marco de la 5ª Conferencia Internacional sobre Baja Visión, organizada por la ONCE en Madrid en 1996.

Natalie Carter nació en 1915 en la localidad de Troy (Texas, Estados Unidos), y dedicó todo su empeño a la investigación, para ayudar en la rehabilitación visual de su hija Karen. Completó su formación académica licenciándose en 1957 en la Universidad de Texas, donde empezó a trabajar como profesora en 1963, año en el que se doctoró en Educación por la prestigiosa Universidad de Vanderbilt, y ganó la cátedra de Educación Especial de la Universidad de Texas, en la que formó una importante escuela de expertos en estimulación visual, hasta su jubilación en 1984.

Como toda gran obra, la de Natalie Barraga ha sido también objeto de controversia: siendo su eje fundamental el de la estimulación visual, algunos autores han discutido la eficacia de estos y otros métodos similares. Pero lo cierto es que el denominado “método Barraga” sigue utilizándose ampliamente, no sólo en España, sino en todo el mundo.

La Dra. Barraga nos ha dejado un preciado legado. Un importante punto de partida para el desarrollo de la labor que ejerce actualmente la ONCE en el campo de la rehabilitación visual. Cada año se afilian a la Organización cerca de 4.000 personas, de las cuales el 80% recibe, de acuerdo a sus necesidades y circunstancias personales, una atención individualizada por parte de un equipo de especialistas de la ONCE, para optimizar su resto visual y hacer su vida diaria más facil.

¡Gracias, Dra Barraga!  D.E.P. 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar