¡300 millones de personas ciegas quieren leer ya!

Ciegos de todo el mundo reclaman en la Conferencia de Marrakech de 2013 el acceso a la lectura

26/Mayo/2015

Accesibilidad

España se convertirá en breve en el primer país de la Unión Europa y de toda Europa en ratificar el Tratado de Marrakech, acuerdo que permite a las personas ciegas el libre intercambio de libros sin tener problemas de derechos de autor.

Y esto, tras la buenísima noticia de que el Consejo de Ministrios del pasado viernes 22 de mayo haya decidido que nuestro país se adhiera al citado Tratado, una demanda que la ONCE ha venido exigiendo desde hace años y por la que ha trabajado con insistencia en todos los ámbitos posibles.

Gracias a ello, y a la colaboración de muchas organizaciones de carácter internacional, como la Unión Mundial de Ciegos, Naciones Unidas fue tomando conciencia de la importancia de evitar que la legislación protectora de los derechos de propiedad intelectual constituya un obstáculo discriminatorio que dificulte el acceso a materiales culturales por parte de las personas con discapacidad, y lograr un equilibrio entre los derechos de unos a acceder a la lectura y los otros, a que su trabajo sea reconocido.

La OMPI, agencia especializada de Naciones Unidas con competencia en la administración de los asuntos de la propiedad intelectual, convocó en 2013 una Conferencia Diplomática en Marrakech en la cual se adoptó el Tratado para facilitar el acceso a las obras publicadas a las personas ciegas, con discapacidad visual o con otras dificultades para acceder al texto impreso. Eso sí, debería ser ratificado al menos por 20 países para poder entrar en vigor.

España, y gran parte de esta labor se debe a la ONCE, ha sido pionera en el campo de la protección a las personas ciegas o con discapacidad visual y un referente para otros países, por lo que la adhesión a este instrumento por parte de nuestro país reviste especial importancia para consolidar y dar visibilidad a este compromiso, según reconoce oficialmente el Gobierno español.

Porque leer es un derecho pero, en la actualidad, no todas las personas tienen acceso a libros ni a otros materiales de lectura. De hecho, más del 90% de los materiales que se publican son inaccesibles para las personas que no pueden leer o utilizar la letra impresa. De ahí la necesidad de asegurar su reproducción en formatos accesibles, tales como braille, macrotipo y audio, que actualmente no están permitidas por muchos países, amparándose en los derechos de autor y dejando fuera de esa opción a más de 300 millones de personas ciegas o con discapacidad visual severa.

Y esto es muy grave, especialmente para el acceso a la educación de muchas personas ciegas, que ven así mermadas sus capacidades y posibilidades de inclusión real y efectiva en las sociedades en las que se desenvuelven, así como en el acceso a la cultura y la información.

Es preciso seguir impulsando que el Tratado sea firmado por más estados y pueda ser aplicado. Por ello, la ONCE seguirá trabajando en esta línea con cuantas instituciones y organizaciones le sea posible y, muy especialmente, tratando de que la Unión Europea en pleno se sume a esa iniciativa, que no puede ser más fiel a cubrir una necesidad largamente ansiada por las personas ciegas de todo el mundo.

Con el Tratado de Marrakech en vigor, las personas ciegas y sus organizaciones tendrán la capacidad legal de producir libros en formato accesible sin el permiso expreso de los poseedores de sus derechos (autor y/o editor, entre otros), lo que facilitará su acceso a los mismos. Y, por otra parte, se permitirá a estas personas importar y exportar obras en formatos accesibles con el resultado de que se evitará la duplicidad de producción en distintos países, crecerá el número de libros en formatos accesibles que viajan de un país a otro, con un marco legal que ofrezca todas las garantías para todas las partes, y el acceso a la lectura y la información por parte de las personas ciegas será una realidad ahora inexistente en muchos lugares.

Desafortunadamente, hasta el momento presente, sólo 8 países han ratificado el Tratado (Argentina, El Salvador, Emiratos Árabes Unidos, India, Mali, Paraguay, Singapur y Uruguay); sin embargo, serán necesarias 20 ratificaciones para que entre en vigor.

Desde la ONCE seguiremos trabajando para su pronta ratificación.

La ONCE en la Conferencia Diplomática de Marrakech

Fuente: OMPI

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar