ILUNION: un año de una iniciativa valiente, con resultados positivos

siluetas de Presidente Miguel Carballeda y Comisaria Maryanne Thyssen vistas de espaldas mientras miran un vídeo de Fundación ONCE en el Parlamento Europeo, Bruselas

13/Noviembre/2015

Organización

El pasado día 11/11 ILUNION, el grupo de empresas sociales de la ONCE y su Fundación, cumplió un año desde que la Organización acometiera una decisión valiente, aún en plena crisis económica, para unificar todas sus iniciativas empresariales bajo una marca única que suma dos de las características que han acompañado a los hombres y mujeres de la ONCE durante muchos años: la ilusión y la unión. Así nació ILUNION.

Un año después, las sensaciones de trabajadores y responsables se mueven entre la idea de que hace apenas un suspiro que se presentó la nueva marca y, por otro lado, que el terreno recorrido en la unificación ha sido grande y se ha acometido con rapidez e implicación por parte de todos. Y, sobre todo, que la idea de ILUNION, una iniciativa largamente perseguida y ansiada por la Organización, ha sido muy bien acogida por la sociedad española en todos sus ámbitos, desde las administraciones a los empresarios y, muy especialmente, por la ciudadanía, que empieza a conocer una forma empresarial que representa un soplo de aire fresco y un impulso sin precedentes a las buenas prácticas que caracterizan a la economía social.

El presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda,  reconoce que las sensaciones tras el año de duro trabajo que ahora se cumple son "muy positivas" pero destaca que ILUNION existe porque, en la Organización "tomamos decisiones, decisiones valientes en momentos difíciles".

Para Carballeda se trata de una demostración de que "sabemos estar a la altura de nuestras responsabilidades", dice, en referencia los trabajadores y también de toda la sociedad española. "Afortunadamente, acertamos, y es lo mejor que le ha podido pasar a esta Casa" - la ONCE, Fundación ONCE y su grupo empresarial-, concluye.

Mientras, Alberto Durán, presidente de ILUNION, considera que el proceso de convergencia iniciado hace un año entre las dos culturas corporativas de los anteriores grupos empresariales de la ONCE y de su Fundación "ha sido tremendamente útil y hubiera sido muy incompleto y, sobre todo, mucho más lento, si no contáramos con la marca única".

Subraya que la marca ha ayudado a las empresas a llegar a lugares donde no se hubiera llegado de otra manera: "La sociedad española lo ha recibido; el sector empresarial ha respondido y le hemos dado valor a algo que ya tenía valor pero que ahora conseguimos que se sepa, conseguimos que lo que hacemos sea un ejemplo y tenga notoriedad".

Y lo explica con una curiosa metáfora sobre una familia cuyos dos hijos (las dos áreas empresariales ahora unificadas) se estaban preparando fuera de España, pero se hablaba poco de ellos. "Ahora han venido a casa, hemos unido sus fuerzas, les hemos presentado en sociedad y, como son un proyecto magnífico y extraordinario, tienen una respuesta positiva dentro, que les permite sentirse más seguros, y hacia afuera, porque ha llegado al mundo empresarial alguien nuevo, con un valor fresco, y esto es importante".

Finalmente, Alberto Durán considera que con la marca ILUNION, las empresas de la ONCE y su Fundación han logrado que "la empresa social en España y en Europa tenga un referente que antes no tenía, porque el proyecto existía, pero estaba oculto".

Por su parte, Alejandro Oñoro, consejero delegado del grupo, no puede ocultar su satisfacción por el desarrollo del primer año de una iniciativa "fantástica, un proyecto empresarial distinto, con equipos que se creen el proyecto", lo que permite que ILUNION esté "aprovechando ese punto de inflexión de crisis a cierta bonanza" por la que atraviesa la economía española y que "las cosas empiecen a sonreír con algunos sectores en los que ya se percibe cambio".

Y además, hace un anuncio esperanzador en relación con uno de los fines y objetivos de ILUNION: "Vamos a cerrar el año volviendo a crear 1.000 empleos para personas con discapacidad, lo que supone que cumplimos nuestro objetivo económico y también nuestro objetivo social. Son dos buenos hitos para un buen cumpleaños, así que esperamos que el segundo año sea como mínimo como este".

Son sin duda buenas noticias y buenas sensaciones, ya convertidas en realidades, sobre una iniciativa que la ONCE y su Fundación presentó hace sólo un año y que se ha consolidado como un nuevo elemento en la sociedad y en la economía española. Algo que ya ha saltado incluso fronteras y ha sido reconocido recientemente por la mejor revista económica mundial "The Economist" como una de las diez mejores prácticas de inclusión en el empleo de personas con discapacidad en el mundo. Y esto sólo es el principio.

(*) Post escrito en base a las entrevistas realizadas en Bruselas el pasado día 11/11, después de la presentación ese mismo día en la sede del Parlamento Europeo del proyecto ILUNION

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar