Una solidaridad real, que llega

Labor de un voluntario formando a un grupo de personas

07/Julio/2016

actualidad

La ONCE se siente especialmente orgullosa por los reconocimientos recibidos este mes de junio por parte de los principales responsables de las personas ciegas en América Latina por su solidaridad con la región a través de su Fundación FOAL. Pero, sobre todo, por el aplauso que mereció la dedicación y entusiasmo de los ‘voluntarios de FOAL’ en su labor de transmisión de habilidades y de experiencia, “fundamental para mejorar la situación en América Latina, al multiplicar el efecto de su tarea mediante la formación de nuestros propios técnicos”, como reconoció el presidente de la Unión Latinoamericana de Ciegos (ULAC), el brasileño Volmir Raimondi. Porque este es el objetivo del voluntariado de FOAL, dar respuesta a aquellas demandas que realmente se plantean desde América Latina, aprovechando la experiencia y el conocimiento de profesionales y afiliados de la ONCE.

En la celebración del Patronato de la FOAL, hemos compartido la emoción por los logros de estos apenas 25 profesionales españoles, con vocación de crecer y diversificarse aún más. Especialistas en las más diversas facetas de uno u otro modo ligadas a la ceguera, a la gestión de las organizaciones, a la prestación de servicios específicos, a la investigación de nuevas tecnologías aplicadas, a la educación y el acceso al empleo... Todos profesionales de distintas áreas y de extracción muy heterogénea; por edad, por procedencia, por trayectoria. Más de la mitad son, además, afiliados y afiliadas de la ONCE; es decir, que unen a su aporte técnico la experiencia personal de la discapacidad visual. Todos ellos han decidido dedicar su tiempo libre, sus vacaciones, su recién estrenada jubilación... a cooperar altruistamente con proyectos para las personas ciegas del otro lado del Atlántico. 

En Madrid les hemos visto entusiasmarse narrando los ‘pequeños pasos gigantes’ fruto de su gestión; apoyarse mutuamente orientando a otros compañeros respecto al aprovechamiento del skype y otras nuevas tecnologías para la cooperación a distancia; indignarse por las trabas interpuestas con frecuencia en los entornos hacia los que dirigen sus esfuerzos... Por entusiasmo no va a quedar, ni por determinación. Como explicaba la voluntaria Deisy Villagrán, especialista en servicios sociales en materia de inclusión laboral y portavoz de los voluntarios ante los responsables de FOAL: “el objetivo es llevar allí nuestra experiencia, lo mejor de nuestros avances para resultar útiles”.

ONCE - Voluntariado FOAL

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar