David Casinos: últimos días para Río

David toma un café antes de entrenamientos

30/Agosto/2016

Deporte paralímpico

Entre utensilios de cocina y olor a buen café me muevo por la cocina rápido, porque el metro siguiente está a punto de pasar y es al que quiero subirme… (en mi cabeza pienso “A Farala le tocará correr”). Es que no puede ser, me tengo que levantar más temprano, siempre me pasa lo mismo; un buen trago de café y la vida se ve de otro color ¿verdad David? Otro color pienso yo … pues estamos apañados.

El desayuno marca la diferencia en un gran entreno, es lo que nos espera hoy, mañana, pasado y al otro, rápidamente chequeo mi glucemia matinal que me indica que la cena y la noche fueron estupendas, noto cómo Farala me sigue con sus movimientos, estoy seguro de que debe pensar algo así… ‘¡este hombre qué narices hace, no nos iremos ya!’

Rápidamente visto a mi pequeña Cayetana a la moda, claro, vestir a los peques sin ver es una proeza, os lo aseguro. El caso es que, cuando voy por la calle con ella, nos dicen lo guapa que está, eso me dice que “acerté” ese día.

Durante el trayecto hacia el cole, hablamos mucho, blue, red, green repite conmigo Cayetana, así es como aprendemos los colores en inglés, son los colores de mi camiseta Luanvi. ¿Papá, esa camiseta que llevas, para qué es? Papá irá con ella a aquel gran estadio que te dije en el cuento de ayer ¿te acuerdas?

Dejo a Cayetana a la hora prevista…. ‘¡Farala, eres una artista!’ le digo, qué suerte tengo por tener a este ángel  que me custodia. De repente, oigo a la suerte detrás de la esquina, un vendedor de cupones está tentándome, la suerte no cae del cielo, se busca… pero hoy se compra y más en viernes. ¡A por él!, me digo, ‘casi ya no me acuerdo de lo que era venderlos, amigo’ - le digo – ‘ venga, sin rodeos, quiero el gordo’.

Nos dirigimos hacia el metro. En la misma parada toco mi teléfono donde mi amada voz de voice over me anuncia la hora, está a punto de llegar el mío. Tal y como llega el metro, le digo a Farala ‘busca puerta’. Entramos en el metro y Farala busca el asiento para acomodarnos. De repente, una voz me dice:

-¿Cuándo sales hacia Río de Janeiro?

-Ahh, hola – contesto – sí, muy pronto, el día 7 de septiembre comienzan los Juegos Paralímpicos

-He oído que serán tus quintos JJPP

-Así es

- ¿Qué día compites?

- El 12 de septiembre a las 17:30h de Río, serán las 22:30h en España, una buena hora para que lo siga toda la familia, están super emocionados en casa (suena la voz en el vagón anunciando mi parada). Bueno, tengo que dejarle, amigo

- ¡No vuelvas sin medalla!  -me suelta-

- ¡Caray! - digo, sin presión -

Saliendo a la luz de la calle pienso en voz alta… ‘cuánto he recibido durante estos últimos cuatro años: una medalla de Oro en Londres 2012, sostener a mi hija Cayetana en el quirófano convirtiéndome en padre y hacerme así la persona más feliz del mundo, tocar a mi nueva perra guía... Ahora, toca pensar en Río 2016, y ya veremos qué me deparan los próximos 4 años, seguro que muchas sorpresas’

Así entrena David Casinos

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar