El braille, mucho más que libros

Primer plano de manos leyendo braille

04/Enero/2017

autonomía

Todos los años por estas fechas recordamos que el 4 de enero se celebra el Día Mundial del Braille, coincidiendo con la fecha de nacimiento de su creador, Louis Braille. Este día nos sirve también para recordar la importancia que este sistema de lectoescritura tiene para las personas con ceguera y discapacidad visual, ya que les permite acceder a la información de igual manera que cualquier otro ciudadano.

La ONCE proporciona a aquellos de sus afiliados que lo precisan la documentación en braille necesaria para desarrollar su educación, ejercer su profesión, abordar sus necesidades en la vida diaria, llenar su ocio, etc. Para ello, dispone de un servicio de adaptación documental conocido como el Servicio Bibliográfico de la ONCE. Esta adaptación de todos los documentos sigue los criterios establecidos por la Comisión Braille Española. Estos criterios pueden consultarse en sus documentos técnicos, en los que se recogen, entre otras, la signografía básica, así como la que se aplica a las matemáticas, la química, el ajedrez, la fonética, la música o a la escritura con alfabetos distintos del latino.

Pero el braille no son solo textos de libros o documentos. Sus caracteres en relieve también sirven para facilitar la vida diaria de las personas con discapacidad visual grave. Por ejemplo, para etiquetar envases de productos y conocer qué contienen, para conocer la dosis y forma de presentación de un medicamento, para señalizar botoneras de ascensores y cajeros automáticos, para adaptar cartas y las fichas de juegos de mesa, para marcar el color de una prenda de vestir, para identificar los mandos de electrodomésticos y para cualquier aplicación práctica que se nos ocurra.

Entre los documentos técnicos de la Comisión Braille Española también los hay con recomendaciones sobre muchas de estas cuestiones de la vida diaria. Por ejemplo, cómo confeccionar mapas y planos en relieve para que sean accesibles, cómo señalizar en relieve códigos QR para localizarlos con el tacto, cómo diferenciar tarjetas mediante marcas y un largo etcétera que, seguramente, seguirá creciendo. Estos documentos son algo vivo, pues se van ampliando y actualizando a medida que van surgiendo necesidades. Es decir, que quien quiera estar al día sobre estas novedades es conveniente que consulte estos documentos periódicamente.

En la era digital en la que estamos, el braille también tiene su lugar en las tecnologías de la información. Así, los lectores de braille pueden también acceder a través del tacto a la información de sus dispositivos móviles y ordenadores por medio de líneas braille, y así percibir, letra a letra, lo que se ve en sus pantallas.

No queremos dejar de recordar dos cuestiones relacionadas con el braille que a veces olvidamos o desconocemos, y que son importantes:

- El braille no es un idioma, sino un alfabeto. Con sus signos se puede escribir en la mayoría de las lenguas. Para nuestro ámbito lingüístico, se puede consultar el documento técnico de la Comisión Braille Española B 2 ‘Signografía básica’. La escritura braille de otras lenguas y de otros países se puede consultar en el libro World Braille Usage

- Sus caracteres han de tener unas dimensiones precisas para que sean legibles a través del tacto. La altura del punto, la distancia entre los puntos de un mismo carácter o la separación entre caracteres son aspectos muy importantes en el braille. Todos estos parámetros se recogen en el documento técnico de la Comisión Braille Española B 1 ‘Parámetros dimensionales del braille’.

Si deseas hacer alguna consulta sobre el sistema braille puedes ponerte en contacto con la Comisión Braille Española a través de los buzones comisionbraille@once.es o etiquetabraille@once.es. También puedes dirigirte a estas direcciones con tus propuestas sobre su uso y posibles aplicaciones.

Y, si además te animas y quieres aprender, practicar o conocer el Braille (en vista) lo tienes muy fácil, puedes hacerlo a través de este enlace.

¡Feliz Día Mundial del Braille!

Sistema de lectoescritura braille y biblioteca de la ONCE, un repor de Solidarios Canal Sur

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar