19 de enero de 1982, el renacimiento de la ONCE

Imagen de las elecciones en la ONCE de 1986

19/Enero/2017

Actualidad institucional

El 19 de enero es un día importante para la ONCE. Un 19 de enero de 1982, la Organización, siguiendo la etapa democrática recién estrenada en España, inauguró un nuevo modelo de gestión interna basado en la elección de sus propios dirigentes mediante un proceso electoral al que fueron llamadas casi 25.000 personas ciegas. Desde entonces, esta acción se ha repetido en diez ocasiones y, en la actualidad, más de 72.000 afiliados a la ONCE eligen cada cuatro años a las personas que consideran más idóneas para regir su futuro y el de la Organización. La ONCE nació un 13 de diciembre de 1938, día de Santa Lucía, en una España envuelta en una contienda civil. Algunos ciegos avanzados de la época consiguieron convencer a las autoridades de que no querían seguir viviendo de la mendicidad o de una ayuda económica. Rechazaron un proyecto para dotar de una pensión de seis pesetas diarias a cada “ciego necesitado”, según la terminología de la época, la misma que había impulsado el fallido Patronato Nacional de Protección de Ciegos. El 11 de diciembre, el ministro Serrano Suñer presentó al Consejo de Ministros el proyecto impulsado por esos ciegos con una idea definida: una organización de ciegos gestionada por ellos mismos y respaldada por el Estado. Como fuente de recursos y empleo, la nueva Organización explotaría una lotería conocida ya anteriormente como el cupón pro-ciegos.  El 13 de diciembre fue publicado en el Boletín Oficial.

El cupón daría empleo desde el principio a la práctica totalidad de los ciegos españoles e incluso, ya entonces, a muchas personas con discapacidad, la mayoría heridos de guerra. En paralelo a la sociedad española, la ONCE ha vivido en constante evolución impulsando la diversificación de actividades y de prestaciones para las personas ciegas con dos pilares básicos, que aún se mantienen: la educación y el empleo como palancas de inclusión social. Nacieron entonces –en los años 60 del pasado siglo- los primeros centros educativos y bibliotecas a la vez que la diversidad laboral procedía de una escuela de telefonía, otra de fisioterapia y hasta una fábrica de caramelos para mujeres ciegas, todo un avance para la época.

De nuevo en paralelo a la evolución del país, la llegada de la democracia a España provocó un profundo debate en el seno de la Organización, gestionada hasta entonces por un Jefe Nacional nombrado por el Ministerio de la Gobernación. Nuevas generaciones de personas ciegas formadas en los colegios y surgidas de movimientos laborales, sindicales y estudiantiles se movilizaron contra la situación de parón en la ONCE, afectada además gravemente en sus ingresos por la liberalización en 1977 del juego en España. En 1981, un Real Decreto dejó abierto el camino a la celebración de las primeras elecciones democráticas de la ONCE, el 19 de enero de 1982.

El nuevo modelo de gestión, impulsado por el voto de los afiliados supuso un impulso sin precedentes para la Organización. La reciente unificación del cupón a nivel estatal; el diseño de nuevos productos, como el Cuponazo; los premios elevados y la utilización de la publicidad facilitó a la ONCE la capacidad para garantizar aquello para lo que había nacido, mejorar la calidad de vida de las personas ciegas y, además, extender su solidaridad al resto de las personas con discapacidad.

Los servicios sociales para personas ciegas se dispararon en rehabilitación y, muy especialmente en la apuesta por un modelo de educación inclusiva; al mismo tiempo, creció el número de afiliados a la Organización y también el de trabajadores, sobre todo  vendedores del cupón.  Algunos datos demuestran que el “boom” iniciado fue imparable: en 1982, la ONCE contaba con 27.125 afiliados y hoy se da cobertura a más de 72.000 personas ciegas; 1.647 niños atendidos en edad escolar en aquellos años, que hoy superan los 7.500; de 12.398 vendedores a casi 20.000 hoy en día y, aún más espectacular, de 15.737 trabajadores en total en 1982 a los 70.000 que actualmente suman la ONCE, Fundación ONCE e ILUNION.

La Organización ha recorrido en su etapa democrática un camino de logros sin parangón, ni siquiera imaginables. A finales de los años 80, creó la Fundación ONCE para la atención a las personas con discapacidad que, desde entonces, ha impulsado más de 111.000 empleos para personas con discapacidad, y ha colocado la imagen de estas personas como ciudadanos de pleno derecho. En esas fechas también se arrancó un grupo de empresas que ha culminado en ILUNION, la suma de la ilusión y la unión de todos los hombres y mujeres de la ONCE en un grupo empresarial de carácter social sin igual en el mundo.

La ONCE nació en 1938 y podemos decir que renació el 19 de enero de 1982 con la celebración de las primeras elecciones democráticas, de las que hoy celebramos 35 años. La Organización siempre se ha sentido cercana a la ciudadanía, con la que ha compartido el devenir de estos años recibiendo múltiples reconocimientos, que culminaron en 2013 con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, concedido por “realzar la dignidad y calidad de vida, promoviendo la inclusión social de millones de personas con discapacidad en España, sirviendo así de ejemplo a numerosas iniciativas internacionales que han seguido esta valiosa experiencia”.

¡La experiencia debe continuar!

ONCE - 70 años de historia

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar