El valor de Honey

Collage de imagénes en las que aparece el autor del post junto a su perro guía Honey

12/Abril/2017

autonomía

A veces no nos damos cuenta de muchas cosas que vivimos a diario. Digo esto porque a todos nos pasa que, muchas veces, no estamos conformes con lo que tenemos.Y pensamos también, con cierta envidia, en lo que tienen otros. Y sin embargo, estoy convencido de que valoramos las cosas que tenemos.

Ayer me recorrí con Honey medio Madrid de punta a punta. Y, al llegar a casa en el metro, me di cuenta de que, gracias a Honey, podía hacer todas esas cosas. De lo contrario, sería imposible. Las podría hacer igualmente con bastón, pero tardaría mucho más y sería mucho más complicado. Con la ayuda de mi perro, puedo coger varios autobuses e ir de un lado a otro de Madrid; la verdad es que estoy muy agradecido a Honey.

Es magnífico tener una ayuda así para una persona con discapacidad visual, como es mi caso, gracias a un perro, a un ser vivo de cuatro patas con el que puedo moverme libremente, casi sin pedir ayuda a nadie. ¡Es fantástico!

El pobre Honey llegó a casa destrozado y cansado porque, sobre todo, a un perro guía le estresa mucho guiar, pero lo hizo fenomenal y estoy muy agradecido. Llegamos y se tumbó en su colchoneta y no movía una pata; casi no quería ni bajar al parque, que es lo que más le gusta.

Y todo esto a cambio de nada... de unas palmaditas de agradecimiento y el gran cariño que mi familia le profesa.

Por eso reflexionaba que tenemos que dar muchas gracias por vivir en este país, del que tanto nos quejamos; por poder tener un perro guía que me hace la vida más fácil. Seguro que todos tenéis muchas cosas que agradecer. Yo por estos perros guía y muchas otras cosas de las que nos damos cuenta con sólo pararnos a pensar un instante.

Así que, no te preocupes Honey, que hoy tendremos un día más tranquilo...

25 Aniversario de la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG)

 

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar