Día Mundial de la Visión: la ONCE impulsa la investigación

Realización de pruebas oftalmológicas a un niño gracias a instrumentos de precisión

11/Octubre/2018

INVESTIGACION

En la ONCE celebramos el Día Mundial de la Visión manteniendo nuestro firme compromiso con la investigación. La ceguera es un problema mundial, lo que hace obligado concienciar sobre la importancia de su prevención  y el necesario tratamiento de la pérdida de visión.

Desde la ONCE, entre las numerosas actividades que realizamos para mejorar la calidad de vida de las personas con ceguera y con discapacidad visual, insistimos especialmente en dos vertientes: la detección y el apoyo a nuevas áreas de investigación en colaboración con universidades, empresas, centros de investigación y entidades públicas y privadas; y el apoyo mediante investigación genética a las personas ciegas que quieren conocer el origen de sus enfermedades oculares y sus posibilidades de transmisión.

En el primer aspecto, por ejemplo, sólo en 2018, apoyamos investigaciones sobre DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad) junto a la Universidad de Salamanca, o con el proyecto conjunto que engloba a la Fundación Pública Andaluza Progreso y Salud, CABIMER y la Universidad de Sevilla. Estudiamos las distrofias hereditarias de la retina, para las que hoy en día no existe cura y afectan a 15.000 personas en España, junto al Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL); o investigamos, junto al IIS La Fe de Valencia, el síndrome de Usher, una enfermedad rara de origen genético que combina sordera y ceguera, debida a la retinosis pigmentaria.

Además, en nuestro afán por identificar las causas de enfermedades oculares hereditarias, establecimos hace ya 18 años nuestro Programa de Asesoramiento Genético junto al Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (IIS-FJD) que, hasta el momento, ha beneficiado a unas 1.700 familias en toda España.

Este programa, desarrollado por el Departamento de Genética del IIS-FJD, nació en el año 2000 con el objetivo de conocer las causas genéticas de las enfermedades oculares hereditarias y de su mecanismo de transmisión. De todas las patologías oftalmológicas causantes de ceguera o deficiencia visual, un elevado porcentaje son de carácter hereditario, de ahí la importancia de llevar a cabo un seguimiento oftalmológico de estas enfermedades y, a la vez, un estudio genético para identificar los genes implicados en una determinada patología.

En estos años, el programa ha abierto la puerta a posibles nuevos tratamientos, y ha permitido la participación de numerosas personas con mutaciones genéticas conocidas en ensayos clínicos para el desarrollo de nuevos tratamientos. Asimismo, en estos tres lustros los especialistas del Departamento de Genética del IIS-FJD han trabajado con los pacientes y sus familias, aportándoles información sobre las posibles formas de prevención de las enfermedades y sobre la mejora de sus síntomas. Cada año, alrededor de 100 personas acuden a este servicio de asesoramiento de patología ocular ofrecido por la ONCE a sus afiliados.

Y no olvidamos a los más pequeños, por lo que trabajamos codo a codo con el Instituto de Investigación Sanitaria Aragón para desarrollar un dispositivo que detecte de modo fiable y reproducible defectos campimétricos en la población infantil. La ausencia de medios diagnósticos para explorar los distintos aspectos de la visión en niños pequeños o en pacientes no colaboradores retrasa o dificulta la detección precoz de trastornos visuales y su correcto diagnóstico.

Por todo ello, en el Día Mundial de la Visión, insistimos en la importancia de la prevención y el tratamiento: según la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB), el 28% de los españoles nunca ha acudido a la consulta de un oftalmólogo, y cuatro de cada cinco casos de ceguera (80%) podrían evitarse...

¡Mira por tus ojos, y haz tus revisiones oftalmológicas regularmente!

Compartir

¡Déjanos tu comentario!

Inicie sesión o regístrese para comentar