Blogs

RSS

Un año más, muestra de nuestra rotunda apuesta por la transparencia y por la comunicación abierta a toda la ciudadanía, presentamos el Informe de Valor Compartido Grupo Social ONCE 2021, un año en el que tratamos de recuperar el tiempo que nos robó la pandemia del Coronavirus, de volver a la senda de resultados que nos permiten afianzar nuestro modelo económico y social único en el mundo y, sobre todo, de seguir manteniendo en el centro a las personas, especialmente a las personas que más lo necesitan, como hemos hecho ya durante más de 83 años.

Desde ONCE, Fundación ONCE e Ilunion no hemos cejado en nuestro empeño de hacer posibles nuestras ilusiones: afianzar un modelo de juego responsable, seguro y social que permite dar cobertura integral a más de 70.000 personas ciegas; mantener la fortaleza de la Fundación mejor preparada en el mundo para la atención a las personas con cualquier tipo de discapacidad; y afianzar Ilunion como el mayor conjunto de empresas de carácter social y el que más empleo genera para personas con discapacidad y en riesgo de exclusión.

Absolutamente todo se lo debemos a nuestros trabajadores y trabajadoras y, muy especialmente, a la sociedad española, a cada ciudadano y a cada ciudadana, que nos muestran y demuestran su confianza y permiten seguir construyendo Grupo Social ONCE. Porque, en estos tiempos extraños que nos toca vivir, que seguramente no son ni peores ni mejores que otros, pero seguro que mucho mejores que cuando nosotros nacimos en 1938, en medio de una guerra (ahora que la guerra de Ucrania nos encoge el corazón), hemos llegado a la conclusión de que lo que nos une, lo que nos permite seguir día a día manteniendo nuestra ilusión y nuestra forma de ser y de ir por la vida, son nuestros valores.

Son los valores los que nos fijan el rumbo y los que nos hacen seguir una línea marcada por el esfuerzo diario y por el hecho de poder mirar a los ojos a las personas, de igual a igual, y preguntarles ¿Qué necesitas? ¿Qué puede hacer el Grupo Social ONCE por ti?  Y poder hacerlo siempre y, especialmente, en los momentos en la que la vida suele golpear con más crudeza y en los que las circunstancias pueden ser adversas o incluso sonar insuperables, cuando solo se necesita un poco de ayuda.

Esta es y ha sido siempre la verdadera legitimidad de nuestra existencia; escuchar a la ciudadanía para poder acometer una labor de verdadero impacto social. Y todo ello tratamos de hacerlo con coherencia, orden y constancia, que son valores que nos definen como Grupo y que les queremos mostrar, también con datos, en este Informe.

Son datos pero, para nosotros, son personas y representan valores. Valores convertidos en realidades: solidaridad con todas las personas con discapacidad; honestidad para hacer bien las cosas; humildad para recordar de dónde venimos y hacia dónde vamos. En 2021 hemos vuelto a demostrar que somos resistentes y luchadores; que la ilusión puede con todo y que somos iguales desde la diferencia, que somos iguales desde la diversidad. Números que son valores.

Categorias: Institucional
La soledad no deseada es un fenómeno que cada día observamos en nuestra sociedad. Seguro que todos conocemos a alguien, que está solo y se siente solo y cuando hablamos con él o ella siempre le decimos lo mismo: “Anímate a hacer algo, sal a la calle, haz un curso de algo, vete al centro de mayores...”. Esto no siempre es fácil para la persona en esta situación, y más cuando la discapacidad, en ocasiones, puede suponer un obstáculo de accesibilidad o de interacción con el entorno. La ONCE ha puesto en marcha la iniciativa “A tu lado siempre” y ha organizado la jornada “Paliar la soledad, un reto que nos une”, con la participación del Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, para trabajar todos juntos contra esa realidad, una verdadera pandemia de nuestro siglo.
 
“…es urgente comprender que la soledad no deseada es una cuestión que nos implica y nos concierne a todos. Sabemos que vivir es, en cierto modo, estar un poco solo... Basta fijarse. Esta soledad tiene una invisibilidad muy elocuente y extendida. Tan patente, tan próxima, tan cercana que a veces no llegamos a percibir. Hay muchas formas de decirlo, hay muchas formas de manifestar lo que se siente, hay muchas formas de expresarse, pero siempre necesitamos alguien con quien hablar, alguien a quien escuchar y hay muchas personas que no lo tienen. Necesitamos ser escuchados...Hay una cierta experiencia de inaccesibilidad, todo parece inaccesible cuando uno está solo, todo parece distante, todo parece alejado, inalcanzable y los afectos aparecen como algo inconcreto en la realidad cotidiana.
 
La solución incluye reconsiderar tal vez el concepto de salud a fondo, para tener una noción más integral y, tal y como se está haciendo, acometer una revisión a fondo de la política de los cuidados, una revisión absolutamente imprescindible...Las medidas hay que buscarlas en distintos ámbitos: está muy bien que se actualicen los datos y se investigue, contar con las universidades, con las ONG, con el sector de la atención social y sanitaria, contar con el Tercer Sector; basta de desconsiderar a quienes están trabajando en esos ámbitos que requieren tanta competencia profesional, que requieren tanto oficio, que requieren tanto saber, tanto conocimiento para hacer y que, a veces, los despejamos como si fueran actividades de tiempo libre. Hacen falta más fondos para que haya una verdadera innovación social. Se requieren más recursos para desarrollar las herramientas necesarias para formar los equipos necesarios, para afrontar el desafío... Nada será posible sin programas de formación a las familias, sin apoyo para formar a personas profesionales para atender estas situaciones…”
 
Son palabras de Ángel Gabilondo, quien definía primero la realidad y luego proponía algunas ideas para solucionarla. Unas recetas en las que trabaja el Grupo Social ONCE en los últimos años, por ejemplo, creando en todos los centros de la Organización “comisiones de soledad”, que unen a gestores y técnicos para, desde lo individual hasta lo grupal, poder abordar las situaciones tan duras y complejas como las que se nos presentan, así como impulsar acuerdos de colaboración con otras entidades públicas y privadas.
 
Es un iniciativa que forma parte del programa “A tu lado siempre” de la ONCE, que incluye además talleres de habilidades sociales; talleres psicológicos y emocionales; acciones que favorecen el contacto intergeneracional; charlas informativas sobre recursos útiles (teleasistencia domiciliaria, clubs de mayores, asociaciones de ocio o culturales); alfabetización y uso de la tecnología como herramienta que facilita las relaciones sociales e interpersonales; o grupos de intereses compartidos, donde las personas se reúnen para realizar actividades que le son gratificantes, etc.
 
Junto a estas actuaciones, en las que la ONCE impulsa un modelo mixto presencial-telefónico-online que permita actuar en directo pero también llegar a aquellas personas a quienes la distancia impide llegar a los recursos, se ha realizado una investigación sobre la situación de soledad de las personas ciegas afiliadas a la Organización, así como sus familias y los profesionales del Grupo Social ONCE
 
El 34,9% de los encuestados reconoció haberse sentido a solas en algún grado en el último mes y un 6% señalaba que siempre tenía esa sensación. Son datos semejantes a los de la población española, pero que no muestran la total realidad de la soledad, ya que, como consecuencia de la estigmatización de la soledad, muchas personas no se atreven a manifestar abiertamente que se sienten solas. Por ello, el estudio, también incluyó un índice corrector estadarizado conocido como escala De Jong, que dio como resultado que hasta el 60% de estas personas se sentía sola en algún grado, mientras que un 12% reconocía soledad severa, lo que implica que esta realidad está más instalada en nuestras vidas de lo que inicialmente podríamos pensar.
 
Y otras conclusiones: en el origen de la soledad no deseada, la edad o el hecho de vivir solo no se han mostrado como factores determinantes, mientras que sí lo son aspectos relacionados con el sexo, las habilidades sociales o su participación en la comunidad. Esto nos ha llevado a la conclusión de que no se puede hablar de un único tipo de soledad, sino que sería más conveniente hacer referencia a “soledades”.
 
Con los resultados de esta encuesta y la experiencia adquirida con “A tu lado siempre” se constata que se deben llevar a cabo estrategias personalizadas con las personas que se sienten solas y, muy importante, luchar contra la estigmatización de la soledad, normalizando esta, de cara a que las personas puedan manifestar abiertamente este sentimiento, primer paso para poder solucionarlo.

 

 

Categorias: Servicios sociales
El 4 de julio de 1971, Michael Hart, un estudiante norteamericano, inició utilizando el texto de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos un proyecto que se ha consolidado como un soporte más de acceso a la lectura. Se trata del ebook o libro electrónico. Después de 51 años, esta forma de leer cuenta con múltiples dispositivos para reproducir los libros, a la vez que mantiene la convivencia con los textos en papel. La idea de Hart en ese momento era preservar el saber, en lo que denominó Proyecto Gutenberg. Si con el inventor alemán de la imprenta se produjo, a partir de mediados del siglo XV, una revolución cultural indiscutible, podemos afirmar también -sin ningún género de dudas- que con aquel joven norteamericano ha sucedido algo similar.  Por ello se celebra el 4 de julio el Día Mundial del ebook.
 
Y aunque leer en papel continúa siendo una realidad, hacerlo a través de los ebooks no lo es menos. Ambos soportes conviven, cada uno con sus peculiaridades, inconvenientes y ventajas propias, pero siempre tratando de facilitar el disfrute de la lectura por parte de un número de población cada vez mayor. Y en ello, la digitalización de los libros para acceder a ellos a través de internet u otros dispositivos facilita notablemente su conservación y favorece su acceso global.
 
Para mí, una persona ciega y apasionada de la lectura, resulta emocionante que, con el ebook o por medio de las adaptaciones tiflotécnicas adecuadas, tenga opción de saltar las barreras de la lectura impresa. Indudablemente, leer en braille mediante el tacto, gracias al sistema que nos legara Louis Braille, es la forma más directa de atravesar las palabras y disfrutar con los universos que crean. Pero igual de fantástico es hacerlo por medio del oído al contar con libros electrónicos.
 
Y es que, por una parte, gracias a esta opción tecnológica o sonora, se acortan los tiempos de acceso a los textos, dado que la adaptación al braille es más lenta y conlleva escaneados u otros sistemas para transformar los caracteres visuales en táctiles. De ahí la importancia de firmar acuerdos con editoriales que faciliten a la ONCE los archivos que conforman los libros electrónicos, lógicamente salvaguardando los derechos de autor y la propiedad intelectual y que dichos archivos sean accesibles en su confección.
 
Pero es que además, a nivel personal, la opción de lograr el acceso directo a un libro, gracias a una aplicación móvil con voz sintética o con una línea braille, sin necesidad de esperar a una adaptación posterior, es sencillamente maravillosa. Puedo acceder al mismo tiempo que las personas que leen el último best seller publicado y comentarlo con ellas, alcanzando así el objetivo y la meta de la participación inclusiva en todos los ámbitos, también en la lectura.
 
Por eso, si cierto es que el 4 de enero es un día clave para las personas ciegas, coincidiendo con el nacimiento de Louis Braille, justo seis meses después, el 4 de julio -muy famoso por ser la fiesta de Estados Unidos- ahora sabéis que las personas ciegas tenemos mucho que celebrar: Louis Braille y Michael Hart han tendido para nosotros puentes con los que cruzar las orillas del gusto por la lectura. Da igual la forma de acceder. El hecho es poder hacerlo.
 
 
Jesús Alberto Gil Pardo
Técnico de Fomento de la Lectura 
en el Servicio Bibliográfico de la ONCE
 
 
 

 

Categorias: Cultura
Hola amigos y amigas,
 
Acabamos de celebrar el Día Internacional del Surf y os podéis preguntar qué hace una chica ciega hablando de ello. Pues bien, me parecía una buena razón para compartir mis emociones, experiencias y vivencias en la práctica de este deporte, para que otros jóvenes ciegos o con discapacidad visual se animen a subirse a la tabla, como hice yo hace tiempo para descubrir un mundo diferente.
 
El surf, cuando no puedes ver, es idéntico al que realizan el resto de surferos: mismo traje, misma tabla -sin adaptaciones-, mismas olas… Lo único es que yo voy acompañada de un guía, que es mis ojos en el agua, es quien decide qué ola hay que coger, cuándo hay que remar y ... ¡a por ella!
 
Mi guía y yo entramos despacio en el agua, hablando de cómo está la marea, las condiciones de la mar, qué tipo de olas son las que predominan…este es nuestro día a día.  Cuando Lucas me dice que reme y yo cojo la ola, el ruido de la espuma, el viento…me envuelve, y es imposible escucharle así que, para poder entendernos, hemos diseñado un sistema de silbidos para comunicarnos, uno si es ola de izquierdas, dos si es de derechas y tres o un silbido largo si por cualquier razón tengo que saltar, ya sea por llegar a la orilla o por cruzarme con otro surfista, cosas que pasan cuando no las ves venir.
 
 
El surf adaptado para discapacidad visual tiene dos categorías, para ciegos totales y para personas con resto de visión o con baja visión. Y no es distinto de cualquier otro deporte. Como en todo, tener la suerte de encontrar un entrenador que te quite los prejuicios y el miedo del principio al nuevo reto. Porque lo único que hace falta es más comunicación verbal para enseñar, pero no deja de ser un deporte adaptado y muy inclusivo. De hecho, yo siempre digo que es como jugar con ventaja, puesto que si tienes un buen guía que te seleccione las olas correctas, puedes conseguir muy buenos resultados.
 
Lucas y yo llevamos entrenando cuatro años juntos y, en este tiempo, hemos conseguido el campeonato de España desde 2018 hasta 2021; el cuarto puesto en el campeonato del mundo de 2018; fuimos subcampeones de Europa en 2019; campeones del mundo en 2020 y subcampeones del mundo en 2021 y, a estas dos últimas, hay que sumar también las medallas de oro y plata conseguidas por equipos con la selección nacional española.  Por todo ello, animaría a más personas a probarlo. Si más gente lo practica, seguro que logramos más visibilidad, podríamos aprender más todos de todos y obtendríamos más apoyos de patrocinadores que creyeran en el deporte que decidimos que queríamos hacer. 
 
Surfear es una experiencia indescriptible, que te hace sentir libre y feliz, la adrenalina no te deja pensar, eres tú y el mar, independientemente de tus capacidades. En la tabla no importa si ves o no, solo importa cómo surfeas.  Yo encuentro más barreras fuera del agua que dentro.  Surfeando soy Carmen y en la calle… la chica ciega o la ciega de la tele.
 
Carmen López

 

Categorias: Deporte
¡Hola! Mi nombre es Corina, y estoy escribiendo este texto rodeada de los más de cien libros en braille que tengo en la biblioteca de mi casa. Os preguntaréis: ¿cómo puede tener tantos libros? Yo a veces también me lo pregunto. Siempre me han dicho: "si sigues trayendo libros a casa, tendrás que irte tú. O entras tú, o entran ellos". Pero bueno, a mis 28 años, habiendo llenado muchos estantes, habiendo elegido libros para regalar, sigo encontrando la manera de que entremos todos. Hay de todo: de historia, de fantasía, de ficción, teatro, novela, poesía... Y no, no me los he leído todos. Ya me gustaría.
 
Pero aquí en mi casa, no solo hay libros en braille. También hay libros en tinta, marcados en braille, mapas en relieve, dibujos de mis hermanos, con su explicación en braille a modo de guía... En esta casa, el braille  y la tinta viven en armonía.
 
Por eso yo, siempre que me preguntan, digo que el braille hace libres a las personas ciegas o con discapacidad visual. Porque con él, somos uno más.
 
-Cory, ¿has visto mi libro de matemáticas? -dice mi hermano un día que estoy con él en su casa haciendo los deberes.
 
-Lo tienes aquí encima de la mesa -le respondo yo mientras leo lo que en su portada pone en braille: "matemáticas".
 
Y así, con todo. El braille siempre me ha gustado porque te hace ser una más, y eso es por lo que, desde la ONCE, luchamos. Por incluirnos en la sociedad, como lo que somos, personas.
 
Soy la promotora de braille de Galicia, de personas adultas, y coordinadora de los clubs braille. Por supuesto, soy itinerante.  ¡Menos mal que me gusta viajar!  Durante cinco días a la semana, estoy en lugares diferentes. Acudo a donde se me pide, llevando el braille por toda nuestra región. Yo viajo, y esos seis puntos que nos hacen libres,  también viajan a conocer a muchas personas, y a quedarse para siempre, con nuestra gente. Tengo usuarios ciegos totales, con discapacidad visual severa,  pero también con baja visión, por supuesto. Porque el braille no solo es para alguien que no puede leer en tinta, y el braille no solo sirve para leer. El braille es juego, es seguridad, es cultura, es autonomía, y es inclusión. 
 
Siempre me acuerdo de mi mejor amiga del colegio, que aprendió braille a sus ocho años conmigo, que no tiene ninguna discapacidad visual, y que leía aquellas historias por la noche, con la luz apagada, para que sus padres no supieran que estaba leyendo. ¡Aquellos momentos de relax en la terraza, aquellas risas en familia cuando leías un libro y al ser tan grande terminaba una parte de él sobre el que estaba a tu lado en la cama o en el sofá, las anécdotas de tus amigos acerca de cuándo se recibían las cartas de otros amigos de lejos en aquellos tiempos que no había whatsAppp… esa ilusión al abrir las cartas … y ese sentimiento único al ser tú el que leías esos queridos seis puntos. Era tu secreto. El braille es amistad, familia. El braille es empatía.
 
No solo leemos un libro. Siempre busco hacer el aprendizaje de la forma más dinámica posible, utilizando lo que a la persona le interese. ¿Para alguien que hace muchos trámites? Empezaremos aprendiendo a utilizar el braille de los ascensores. ¿alguien que tiene un nieto?  Vamos a leerle un cuento a nuestro niño. Tus dedos conectarán con el papel, y viajando, harán volar tu imaginación por mundos  únicos y especiales. Jamás nos olvidemos de los medicamentos, ni del color de la ropa... Ni del parchís... Ni de, como no puede ser de otra manera, querer escribirle a alguien algo, y que sea de tu puño y letra.
 
Mucho tacto. Tocamos mucho, jugamos mucho más. Nunca hay que perder el niño que llevamos dentro. Y es que eso abrirá el sentido del tacto, para después utilizarlo en nuestro día a día. La concentración, la memoria, la coordinación... Todo se  ejercita jugando, riendo, consiguiendo que el jefe de la agencia de Pontevedra me diga... Cory, ¿pero qué estabais haciendo esta mañana con ese lío? Con un tono que me hace sonreír. Y es que ahí está la satisfacción de ver cómo  nuestra gente se supera, disfruta, y le hace frente a las adversidades en grupo, con amistad, acogiendo entre sus manos estos seis puntos.
 
Quiero seguir creciendo. Y quiero que mis adultos sigan creciendo conmigo, leyendo, escribiendo, marcando su ropa, sus libros,  jugando, utilizando los medicamentos, los ascensores, enviando un mensaje por el teléfono más rápido que alguien que ve... ¡tendríais que ver lo competitivos que llegan a ser algunos! 
 
Pretendo llevar el braille a toda la gente que le interese y más allá, difundiéndolo y dándolo a conocer, porque es lo que, no me cansaré de repetir, nos hace libres. Quiero asegurarme de que el braille y la tinta vivan en armonía, para que las personas con discapacidad visual, puedan ser iguales:  que se considere al braille como lo que es, haciendo visibles para nosotros los alimentos, las botoneras de los ascensores y, en definitiva, todo lo que nos permita una vida plenamente autónoma e inclusiva, haciendo que nos escuchen.
 
Quiero que nuestros mayores se superen y sean independientes; que nuestros jóvenes se diviertan y también sean independientes;  y que los que han dejado de sonreír, vuelvan a hacerlo. Luchar en equipo, junto a todo el equipo de servicios sociales, por su autonomía. Es lo que espero.  Juntos hacemos lo que somos. Todos somos ONCE
 
Corina Alfonso Mañá 
Promotora Braille ONCE Galicia 
 

 

Categorias: Cultura

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Síguenos en:

Twitter

Contenido - Acerca de la ONCE

Acerca de la ONCE

El compromiso de la ONCE es hacer realidad las ilusiones de miles de personas con discapacidad y de sus familias. Y todo ello (educación, empleo, accesibilidad, nuevas tecnologías, ocio, deporte...) lo logramos gracias a la solidaridad de la sociedad española que, día a día, año tras año, confía en nosotros, acercándose a los vendedores de la Organización y al resto de establecimientos autorizados para la venta de nuestros productos, conocedores de nuestra labor, sabiendo que, si nos necesita, en la ONCE y su Fundación, estaremos a su lado.

Y todo ello lo hacemos con la garantía de ser la única marca en España con el sello de Juego Responsable, con las certificaciones nacionales e internacionales más severas, y que sólo la ONCE ha alcanzado en el ámbito del juego, un aval más de la integridad de nuestra gestión.

Para más información: www.once.es