Blogs

RSS
Un año más celebramos el Día Mundial de Internet, este dedicado a las personas mayores y el envejecimiento saludable. Tras el fomento del uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), muchas de ellas impuestas, nos hemos visto avocados a dos escenarios: unirnos a la corriente y dejarnos fluir cada uno a nuestro ritmo, o agarrarnos con brazos y dientes para impedir que nos arrastre hasta que cojamos confianza.
 
Unos se van decidiendo y unen a la corriente de las TIC confiando en sus propias fuerzas y otros esperan una mano que les aúpe a una confiable canoa. En estas nos vimos también en la ONCE, personas ciegas o con baja visión y técnicos de la tiflotecnología. La corriente es imparable, la canoa sigue avanzando, empezar por una llamada al instructor de tiflotecnología puede ser la mano y el empujón que esperamos.
 
Cuando el que me recoge me dice que tendré que usar una pantalla de cristal sin referencia, con lo que yo veo o ni siquiera eso, lo primero que se pasa por la cabeza no es de extrañar que sea saltar de la canoa o pensar que esa es la de los locos, porque encima hay otros que me animan a ello y todo. Bueno, ya que estamos en ella vamos a ver...
 
- ¿Qué me proponéis?
- No, no, a nosotros nos gusta más escuchar que proponer.
- ¡Toma ya! Pues lo primero es sentir a mi familia y amigos siempre cerca
- Pues vamos a intentar que le puedas pedir al teléfono que te ponga con ellos, vamos a ver cómo se lo puedes solicitar con voz, dile “llamar al móvil a Sonia”.
- ¡Anda, pero si me ha contestado!. Espera, creo que me voy a poner cómodo en esta canoa, lo mismo me quedo un poco más de lo previsto.
 
Tras un periodo de coger confianza al móvil, de reflexión y darle vueltas ¿Por qué no plantear el problema de los papeles? ¿De quién son? ¿Qué pone en esta carta? Pues sí, también es posible usar la cámara del teléfono para que nos la lea. ¡Vaya, vaya! Siendo capaz de leer cartas... ¿Puedo leer así los libros? Es mejor que para poder leer los más de 70.000 libros que tiene la ONCE grabados en un formato hablado que se llama DAISY aprendas a usar una aplicación en el móvil, pero tendrás que prestar especial atención a las palabras nuevas como “Reproducir”, “Pausar”, “Nivel de navegación”, “Descargar”, “Pestañas” … Bueno, ¡todo está en intentarlo!
 
¿Y este nuevo lenguaje?
 
Nos acabamos de encontrar con la llamada brecha digital, algo de lo que una persona adulta se da cuenta, y un niño ni se espera que lo haga. Con la ayuda de los instructores o técnicos de tiflotecnología, cariñosamente “tiflos”, este nuevo lenguaje poco a poco se va traduciendo a cada entendedera. Porque también es necesario afrontar el miedo a lo desconocido, tomar consciencia de que para todo esto se precisa Internet y que, de una u otra forma, hay que aprender a usarla. En cierto modo hay que asumir convertirse en un niño y dejarse guiar de la mano; no es bueno salir al mundo virtual que nos ofrece Internet sin una mano amiga, segura, como la de un padre o una madre que nos empiece a guiar y nos vaya dando confianza. Seguro que un día nos sorprendemos repitiendo alguna de esas palabras, o escuchamos Flick y Tap y sabemos de qué nos hablan y, como esos jovenzuelos orgullosos de su proeza, nos sentiremos henchidos de orgullo y caminaremos más chulos que un ocho.
 
Si Internet comenzó a ser usada con un crecimiento rápido y exponencial, en parte fue por la propia naturaleza humana, esa necesidad de comunicación y de aumentar sus conocimientos. Se sumó la comodidad y la rapidez, y ahora tratamos de simplificar su uso entrando en juego las aplicaciones para móviles frente a las páginas Web, los asistentes virtuales frente a teclados, realidad virtual y aumentada frente a las pantallas tradicionales o inteligencia artificial para el análisis de la cantidad ingente de información almacenada. Una evolución imparable que se ha introducido en todos los aspectos de la vida.
 
Hemos observado cómo las herramientas de videoconferencia han permitido participar en tertulias y actividades grupales a personas que estaban en sus casas a kilómetros de distancia, involucrarse en grupos afines, participar en charlas y asistir a conferencias de su interés. Han facilitado mantenernos unidos, relacionarnos y conocer nuevas personas.
 
Estamos viendo cómo los electrodomésticos se conectan entre si, cómo podemos solicitar con nuestra voz a un altavoz inteligente que nos apague las luces, nos regule la temperatura de la casa, nos diga la programación de la televisión, nos ponga un determinado canal, solicitar un voluntario que nos acompañe, saber las actividades previstas en nuestro centro de la ONCE o escuchar los libros hablados.
 
Si esta andadura la comparásemos a una escalera, cada escalón subido habrá requerido ánimo para hacerlo, confianza en conseguirlo, perseverancia si nos resultaba muy alto y reconocimiento de haberlo logrado. Las personas que están ahí para ayudar a subir estos peldaños deben ser conscientes de que cada uno tiene que hacerse su propia escalera y la propia no tiene por qué coincidir con la del otro, al igual que la forma de subir cada peldaño.
 
Debemos contar con empatía suficiente para conocer las necesidades, objetivos y elaborar un plan único y personalizado, ser sinceros en el acompañamiento y templados para reconocer las limitaciones. El intento, llegar hasta donde se pueda y ser parte del proceso, merece mucho la pena y enriquece a unos y otros. 
 
Si llegaste hasta aquí leyendo este artículo, siéntete animador para que otras personas que están esperando a coger la confianza suficiente se suban a la canoa y busquen las manos amigas que les ayuden en la travesía.
 
 
Manuel Valentín de Lucas
Instructor tiflotécnico de la ONCE en Valladolid
Categorias: Tiflotecnología

Era un desafío, era arriesgado, era valiente... Celebrar una feria en espacio cerrado interior, de más de 3.000 asistentes esperados durante un único fin de semana, y todavía con el COVID coleando demasiado, no ha puesto fáciles las cosas al equipo que nos hemos encargado de coordinar y estructurar Tifloinnova 2022. Bajo el lema "La cara amable de la tecnología", esta sexta edición de la exposición internacional de tecnología accesible para personas con discapacidad visual venía con más fuerza que nunca y ganas de hacerse, tras dos retrasos inevitables debido a la pandemia mundial, pues originalmente estaba pensada para 2020, en coincidencia con la Cumbre Mundial de la Ceguera (World Blindness Summit), que también se tuvo que mover a junio de 2021 y utilizar un formato basado en lo online. Este escenario movidito ha hecho al CTI (Centro de Tiflotecnología e Innovación de la ONCE) y al Grupo Social ONCE en general tener que conseguir una Tifloinnova donde las marcas participantes se atrevieran a volver a los eventos físicos pero también, por primera vez, una feria completamente virtual y donde el visitante físico a las instalaciones tuviera prácticamente la misma experiencia que el visitante virtual desde su casa, donde el viaje y la información fueran duales.

Para lograrlo, se han hecho más de 15 streamings desde la feria, subido vídeos en tiempo real de los talleres temáticos y entrevistas con los expositores, hecho cobertura de redes sociales como nunca antes en un evento de estas características, ofrecido en la web información actualizada al minuto y enlaces a todos los acontecimientos clave de la feria.... Internet, y la tecnología, han demostrado al final que, efectivamente, hoy son una herramienta básica en nuestro día a día para comunicarnos y disponer de información, no un lujo, no un canal complementario o secundario.

Y además de todo esto, Tifloinnova 2022 tenía la obligación de reinventarse en forma y contenido, de traer optimismo y relativa normalidad, de sorprender con su puesta en escena para así hacernos sentir a todas las personas que juntas podemos ir hacia delante, dejar lo antiguo en el pasado, luchar contra la pandemia y cualquier obstáculo crucial que se nos ponga en la vida, que somos capaces de superar las situaciones más dramáticas que nos marcan como sociedad, y que el mundo de los ciegos será siempre uno de los que esté en primera línea para ayudar y cooperar en hacer, entre todos y de forma inteligente, una mundo mejor. La tiflotecnología ha sido la encargada de abrir la veda a la celebración de eventos físicos de nuevo tras dos años de letargo. El Grupo Social ONCE ha sido la avanzadilla, ha sido el reflejo para otros, y el referente al que han mirado muchísimos ojos, también los no necesariamente relacionados con el mundo de la discapacidad. Había ganas de volver a juntarnos, de volver a tocarnos, de poder explorar con las manos lo que no podemos ver con los ojos. Y de que la tecnología dejara su carácter más individualista.

Y todo eso, para un equipo de trabajo multidisciplinar y de muchas áreas implicadas como el que hemos formado para coordinar y hacer posible Tifloinnova 2022, ha sido una satisfacción. Como satisfacción era ver el pabellón central totalmente iluminado y presidido por esos coloridos y vanguardistas triángulos, los pasillos llenos de perros guía y de personas ciegas totales moviéndose con total autonomía gracias también a sus teléfonos móviles o bastones inteligentes, como satisfacción era que se llenaran los talleres temáticos y las presentaciones de producto, como satisfacción era ver repleto de gente el nuevo Espacio FUN y demostrarle al mundo y a nosotros mismos que los videojuegos, por muy ocio visual que fuera hasta hace pocos años, ahora son cosa de todos y también estamos incluidos en ellos, que una persona ciega puede jugar a una videoconsola y pasarlo bien con otras personas en partidas online, que se dan pasos de gigante en accesibilidad en el gaming. Y que el Grupo Social ONCE, y el CTI en concreto, están trabajando al máximo para seguir cerca de las empresas que hacen estos videojuegos y recordando que deben contar con las personas ciegas y de baja visión.

Tifloinnova 2022 ha sido ilusión, ha sido optimismo, ha sido una mirada al futuro pero también una contundente demostración de lo que es el presente, una feria cargada de simbolismo para todas las personas, con y sin discapacidad, un espacio donde compartir, conocer, descubrir. Y un espacio donde, por mucho gel hidroalcohólico que nos hemos echado y ahora que los miedos van disipándose poco a poco, estaba prohibodo no tocar.

 

-El equipo coordinador de Tifloinnova 2022-

blog.getVideo_youtube()
Categorias: Tiflotecnología
Con el comienzo de mayo se da inicio al Mes Europeo de la Diversidad, promovido desde las instituciones europeas y apoyado por múltiples entidades que, como el Grupo Social ONCE, integramos la diversidad como un valor fundamental en nuestro quehacer diario. La diversidad, como característica intrínsecamente humana, nos brinda a las organizaciones la oportunidad de construir un mosaico de talentos que nos hace ser más capaces para construir más y mejor; nos mantiene en sintonía con nuestra sociedad, cada vez más diversa; nos permite, en definitiva, generar oportunidades de aprendizaje continuo y fortalecer nuestra senda hacia la innovación, la transformación y la excelencia.
 
Sin duda, la discapacidad es uno de los factores o variables de diversidad que también enriquecen a las organizaciones y la igualdad de oportunidades para las personas con discapacidad es fundamental. El aprovechamiento de su talento forma parte de la apuesta de las organizaciones inclusivas y también de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que se refieren expresamente a las personas con discapacidad entre sus metas y nos recuerdan que debemos avanzar hacia un mundo en el que nadie quede atrás. 
 
Por su parte, el camino de las organizaciones hacia la Sostenibilidad (en su triple dimensión ambiental, social y de buen gobierno), requiere de compromisos sólidos para generar entornos laborales diversos, inclusivos, justos y ejemplares en igualdad de oportunidades, algo en lo que el Grupo Social ONCE trabaja desde sus tres áreas ejecutivas: ONCE, Fundación ONCE e Ilunion, más allá del compromiso conocido y reconocido con las personas con discapacidad. 
 
De hecho, nuestra labor se extiende y amplía para trabajar con otras variables y ámbitos de la diversidad, como son la igualdad de género, la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, la corresponsabilidad, el trabajo intergeneracional, el compromiso hacia el colectivo LGTBI u otros, el apoyo a mujeres víctimas de violencia de género, o la diversidad cultural.
 
Por eso, trabajamos conjuntamente con dinamismo, innovación, compromiso, profesionalidad, respeto y responsabilidad, con una plantilla diversa que asume como propios los valores del Grupo Social ONCE. Y ahora queremos compartir contigo un avance importante en nuestras organizaciones al sumarnos a la celebración de la segunda edición del Mes Europeo de la Diversidad, que nos une a las empresas y organizaciones españolas y europeas en el objetivo común de trabajar por un entorno en el que todas las personas, absolutamente todas, tengan su lugar en la sociedad.
 
Las tres áreas del Grupo Social ONCE trabajan al unísono en esa dirección, partiendo de una base de inclusión laboral de personas con discapacidad en plantilla -casi un 60%- y de casi un 44% de mujeres. Y, a partir de ahí, trabajo y más trabajo en defensa de la diversidad en cada espacio, en cada rincón, sobre una base de 11 valores que nos mueven y que aplicamos en muchos ámbitos: Fundación ONCE se ha adherido al Carta de la Diversidad y a la Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGTBI, entre otros, y suma más de 4.000 mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género a las que se ha dado cobertura; y en la ONCE se trabaja en un próximo Plan Estratégico de Diversidad e Inclusión (D&I).
 
Mención destacada merece Ilunion, nuestro grupo de empresas sociales, que afianza e impulsa este ADN social con una mirada y una acción socioempresarial que incluye, por ejemplo, un 7% de su plantilla son personas de diferentes nacionalidades; un compromiso de empleabilidad para los colectivos más desfavorecidos, especialmente las personas con discapacidad; o una estrategia de futuro como compañía innovadora y sostenible socialmente y en el tiempo. Todo ello apoyado en cuatro pilares: personas, transformación, excelencia y sostenibilidad, y recogido en una publicación específica sobre su gestión de la diversidad enfocada en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).
 
El lema de este Mes Europeo para 2022 suma “Unid@s en la diversidad” y “Construyendo Puentes”, dos ideas que no pueden conectar mejor con nuestra idiosincrasia, modo de hacer y, sobre todo, convencimiento. Nacemos iguales, y como tales tratamos de impulsar este concepto que parte del derecho a la diferencia, a la diversidad, a enriquecernos con los demás.
 
Nuestra gestión de la diversidad responde a la necesidad de las organizaciones de dar respuesta a una nueva realidad social más plural y globalizada, en la que fuerza del trabajo y clientes son cada vez más diversos. La gestión de la diversidad se convierte en tangibles, pone en positivo las diferencias, y nos permite aplicar las medidas para contar con el mejor talento diverso, conseguir la inclusión desde la equidad y favorecer un entorno tolerante, de respeto e inclusivo, donde la persona no tenga miedo a ser discriminada, independientemente de su estado o condición. Iguales desde la diferencia. Iguales desde la diversidad.
 
Categorias: Actualidad institucional
Y sí, Luke es un regalado. Un perro precioso, por un lado; y un perro con un comportamiento social envidiable, por otro. Pero Luke también es un guía excepcional. De ahí lo que comentaba al principio, que parece que, de repente, me he sacado el carné de conducir.
 
La marcha con perro guía es totalmente distinta a ir con bastón. Pasas de vivir en una continua carrera de obstáculos a vivir en un continuo eslalon, con un perro capaz de esquivar todo lo que nos encontramos en las calles justo a tiempo. Un guía que impresiona a propios y extraños, conocidos y desconocidos, pero que, sobre todo, no deja de impresionar al usuario, quien día a día ve cómo las correcciones y enseñanzas van teniendo efecto y evitanto algunos vicios perrunos.
 
Durante estos meses nos hemos ido de viaje, a cubrir eventos por trabajo o a actos de todo tipo. En todos ellos, Luke ha tenido un comportamiento, tanto social como de trabajo, del que solo se pueden decir maravillas. Además, está consiguiendo que yo vaya aún más rápido -si es que era posible-, a la vez que me agiliza cuestiones que antes con el bastón eran más complicadas, como encontrar puertas de acceso a comercios, deambular por lugares muy frecuentados pero muy similares, encontrar papeleras, cruces o escaleras en lugares desconocidos.
 
Por supuesto, tener perro guía tiene cosas que, si bien no son malas, te recuerdan que tu perro es un animal y que, como tal, tiene necesidades de animal. ¿Humanizan al perro, podríamos decir? Bueno, el perro te recuerda que es animal cuando intenta comer cualquier cosa en la calle (alguno de sus vicios) y luego está malo del estómago; cuando tienes que ir al veterinario o a comprarle comida; y también cuando tienes que levantarte muy temprano para sacarle o darle de comer. Al final, es un compañero de vida tanto para lo bueno como para lo malo.
 
Un profesor que tuve en la universidad decía que todo español es, por definición, buen seleccionador de fútbol y excelente periodista. Añado yo que todo español debe considerarse a sí mismo un entrenador de perro guía sublime. Y claro, evidentemente no es así. Seguro que sabe menos que el usuario del perro que, además, ha recibido una formación con el animal y tiene un seguimiento relativamente continuo. Con esto me refiero a toda esa gente que, un día malo que tiene el perro, y al principio son cuatro de cada siete -más o menos-, decide explicarte “que tu perro es muy vago” o que, a su juicio, “tu perro está mal entrenado”.  Y sí, por supuesto que el principio es complicado. Por supuesto que, al principio, hay cosas del perro que no entiendes, que te agobian. Pero la marcha con el perro en los días malos es un compendio de errores de ambos. 
 
Al final de estos seis meses quedan las cosas buenas. Y son muchas. Al final queda toda esa gente buena que te trae un cuenco con agua en un restaurante; que te pregunta sobre el proceso de guía y entrenamiento de los perros guía; o te pide permiso para tocarle (y a la que agradecemos muy poco); y conviene olvidar e ignorar a todos aquellos que te llaman maltratador o que se erigen como agentes urbanos del Seprona, pugnando por resolver todas las injusticias sociales desde su smartphone con cámara y con una cuenta de Twitter convenientemente engrasada.
 
Gracias por permitirme mostrar aquí mi realidad con Luke, por financiar desde la ONCE su educación y por haber considerado que era alguien digno de tener un perro guía. Y gracias, claro, a Luke, mi “negrota”. Porque estos seis meses serán el inicio de años y años juntos, recorriendo calles y rincones diversos.
 
¡Feliz día del perro guía a todos esos compañeros peludos, empezando por el mío!
 
Salvador Doménech Miguel
 
Categorias: Perros guía
La Escuela Universitaria de Fisioterapia de la ONCE (EUF-ONCE), adscrita a la Universidad Autónoma de Madrid, es un referente en la formación de fisioterapeutas en España y una iniciativa singular en el mundo entre las opciones universitarias para personas ciegas o con baja visión. Cada año convoca 24 plazas de nuevo ingreso. En estos momentos, se encuentra abierto el plazo de solicitudes de quienes deseen dedicar su vida profesional a la Fisioterapia y que opten por formarse en el centro mejor adaptado para ello. Una garantía de futuro.
 
La EUF-ONCE fue fundada en 1964, en respuesta a la iniciativa de una persona ciega emprendedora, José Luis González Nieto, quien cursó estudios de fisioterapia en un centro exclusivo para personas ciegas de Londres. Además de una oportunidad profesional y de vida propia, este emprendedor trajo a España una idea, un proyecto, una ilusión: crear una Escuela Universitaria para formar fisioterapeutas ciegos, a imagen de la escuela londinense. Esta idea caló y fue apoyada por la ONCE, constituyendo una apuesta de inserción laboral para personas con discapacidad visual en un campo, la fisioterapia, hasta entonces vetado. Se pasó de la prohibición para ejercer esa profesión por parte de personas ciegas a la excelencia de su aplicación por grandísimos profesionales.
 
Así surgió un proyecto que lleva vivo 58 años y que actualmente es singular en el mundo, gracias al apoyo y el compromiso de la Organización. La EUF-ONCE ha ido adaptándose a los cambios acontecidos en la profesión y en el desarrollo académico de la fisioterapia, siendo de las primeras escuelas de España en implantar el actual Grado en Fisioterapia.  El alto nivel reputacional nos precede y nos permite mantenernos en niveles muy competitivos.
 
Todo el equipo de la EUF-ONCE estamos altamente comprometidos con un objetivo común: formar a los mejores fisioterapeutas del mundo. Esto se traduce en unos elevados niveles de inserción laboral de nuestros egresados, que roza el cien por cien al año de finalización de los estudios; mientras que en el caso de estudiantes ciegos que optan por otras universidades no alcanza el 60%, según un estudio, que revela además que la tasa de abandono duplica a la de los estudiantes de la EUF-ONCE.
 
Para nosotros, la clave de este éxito radica en cuatro aspectos a los que otorgamos toda la importancia formativa:
 
1) Un bajo ratio de estudiante-profesor, que permite una atención personalizada de cada alumna y alumno.
 
2) Un mayor número de horas prácticas, superior a la media de otras universidades, ya que consideramos que “a hacer se aprende haciendo”.
 
3) Una metodología docente específicamente adaptada a las necesidades de las personas ciegas o con baja visión. De hecho, la mayoría de los profesores son fisioterapeutas con discapacidad visual, que trasladan su experiencia como profesionales ciegos a los estudiantes y se convierten en un espejo y demostración de capacidades.
 
4) Un alto nivel de exigencia. La filosofía que vertebra la formación es preparar profesionales mejores que el resto, con el fin de que puedan ser competitivos y la discapacidad visual no sea un hándicap en su desempeño competencial.
 
Beatriz Varas. Directora de la Escuela Universitaria de Fisioterapia ONCE 
 
Más información: www.once.es/euf
 

 

Categorias: Educación y empleo

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Síguenos en:

Twitter

Contenido - Acerca de la ONCE

Acerca de la ONCE

El compromiso de la ONCE es hacer realidad las ilusiones de miles de personas con discapacidad y de sus familias. Y todo ello (educación, empleo, accesibilidad, nuevas tecnologías, ocio, deporte...) lo logramos gracias a la solidaridad de la sociedad española que, día a día, año tras año, confía en nosotros, acercándose a los vendedores de la Organización y al resto de establecimientos autorizados para la venta de nuestros productos, conocedores de nuestra labor, sabiendo que, si nos necesita, en la ONCE y su Fundación, estaremos a su lado.

Y todo ello lo hacemos con la garantía de ser la única marca en España con el sello de Juego Responsable, con las certificaciones nacionales e internacionales más severas, y que sólo la ONCE ha alcanzado en el ámbito del juego, un aval más de la integridad de nuestra gestión.

Para más información: www.once.es