Blogs

El tacto invade de un matiz emocional la aventura que empieza cuando los dedos de un niño recorren las páginas de un cuento repleto de texturas. Cueros, cuerdas, cartones, plásticos, telas, maderas y un sinfín de materiales que hacen emerger de las ilustraciones a personajes y objetos que acompañan el relato impreso, a su vez, en tinta y braille.
 
Estas aventuras táctiles expresadas en forma de cuentos multiformato se elaboran en el Servicio Bibliográfico de la ONCE con el objetivo principal de dotar a los menores ciegos o con baja visión de las mismas herramientas educativas de que disponen sus compañeros de pupitre en la escuela. Pero no solo ahí, su diseño, que combina en un mismo plano texto en braille y tinta en macrocaracateres, permite que la experiencia lectora pueda convertirse en una actividad familiar e integradora.
 
Es importante destacar que la elaboración de estos cuentos es una tarea artesanal, que conlleva la implicación de muchos profesionales de los servicios bibliográficos de la ONCE quienes, con cariño y mucho afán, dedican su jornada a elaborar, una a una, estas pequeñas joyas que, una vez terminadas, estarán a disposición de los más “peques”. Desde 1986, muchos niños y niñas afiliadas a la Organización han crecido disfrutando y aprendiendo con estas extraordinarias y detalladas adaptaciones. Y acompañándolos en su viaje, el Servicio Bibliográfico también ha recorrido un largo camino de aprendizaje. 
 
En un inicio, los diseños de las adaptaciones de los cuentos infantiles más populares eran limitados, es decir, se contorneaban con puntos en relieve las siluetas de las imágenes de las ilustraciones y se complementaban con alguna que otra textura sencilla, recortada a tijera. Más tarde, con la adquisición de nuevas herramientas, entre ellas los troqueles, se pudieron incorporar materiales hasta el momento imposibles de manipular por su dureza o por su grosor, al tiempo que se consiguió agilizar la producción. 
 
En la actualidad, nueva y moderna maquinaria, que incorpora tecnología de impresión y corte láser, nos abre un amplio abanico de posibilidades para el tratamiento de materiales con texturas y colores diferentes. Ahora, podemos adaptar las ilustraciones de manera sencilla y más próxima a la realidad física de los elementos que aparecen en las ilustraciones, prescindiendo de la información más irrelevante, y destacando la imprescindible, para lograr que el mensaje del cuento llegue a los más pequeños de manera comprensible.
 
Estas nuevas técnicas nos permiten poner en marcha ideas innovadoras cuyo resultado son cuentos atractivos, tanto a nivel táctil como visual, ya que la baja visión también es una afectación común, de la que no está exenta la infancia. Un total de 120 títulos adaptados, de temática lúdica y educativa, están disponibles en el catálogo del Servicio Bibliográfico, desde donde seguimos trabajando para que nuestros niños y niñas afiliados tengan las mismas oportunidades que el resto de crecer con la ilusión de sumergirse en la magia de la lectura y experimentar tantas emociones y vidas como historias relatan los cuentos. 
 
 
 
Mª Dolores Guiu Latre, Mª Teresa Robles Martínez y Claudio Muñoz Chaves
Servicio Bibliográfico de la ONCE, dependencia de Barcelona
 

 

Categorias: Cultura
Un bofetón de calor húmedo y motos revoloteando reciben al extranjero en Santísima Trinidad. Uno hubiera esperado una experiencia menos terrenal al poner pie en un lugar así bautizado, pero estamos en la parte oriental de Bolivia, muy lejos del Altiplano, no tanto en distancia como en altitud.
 
Trinidad es la capital del Beni, el segundo departamento (equivalente boliviano a las comunidades autónomas) más pobre de Bolivia. Y esto es mucho decir para un país en el que se calcula que el 70% de su actividad económica es informal, y donde muchos niños encuentran una motivación extra para ir a la escuela en el hecho de que allí les dan leche. 
 
Hasta este exuberante derroche vegetativo nos lleva el trabajo de cooperación del Grupo Social ONCE, articulado a través de la Fundación ONCE para América Latina FOAL y, en este caso, con la colaboración y financiación de la Comunidad de Madrid.
 
El reto es impulsar la inclusión social de las personas con discapacidad visual en la región gracias a la solidaridad de las personas ciegas y con baja visión de España y, por extensión, de todos los españoles.
 
Antes de subir al coche que nos lleva al Centro de Rehabilitación 'Helen Keller' debemos rechazar los servicios de los solícitos conductores de las moto taxis, para quienes las grandes maletas no suponen problema. Equipajes, televisiones y hasta módulos de muebles son acomodados entre el conductor y su manillar, mientras que el pasajero va en la parte trasera. La estampa se completa con un curioso parasol alargado que cubre a la tripulación.
 
El calor y la humedad han alumbrado esta solución de movilidad en Trinidad, que tiene la ventaja añadida de ser paritaria. Mujeres y hombres, motorizados por igual, aparecen por todas partes y se cuelan en los huecos más insospechados. Todos ellos sin casco y sin 'barbijo' o mascarilla. 
 
Otra característica de la ciudad son las inundaciones en las épocas de lluvia. La orografía y el deficiente sistema de alcantarillado han obligado a cavar unas zanjas que muerden las aceras y estancan el agua. Lo que para la mayoría de la población supone una gran ventaja, para las personas ciegas o con baja visión que se mueven con el bastón blanco, representa todo un peligro. 
 
En semejante entorno trabajan en el Centro de Rehabilitación del Instituto Boliviano de la Ceguera IBC, el organismo público que acredita la ceguera legal en el país y que se encarga de brindar los servicios de habilitación y rehabilitación. El predio del Centro destaca porque es uno de los pocos edificios que no tiene estas zanjas homicidas. Gracias a un proyecto de FOAL, junto con el IBC y la Federación Nacional de Ciegos de Bolivia FENACIEBO, cofinanciado por la Comunidad de Madrid, se ha podido acondicionar el recinto, poner aire acondicionado en las estancias de trabajo, e instalar un tanque de agua de 5.000 litros que asegura el suministro. 
 
Asimismo, se ha dotado de material para la rehabilitación: todo tipo de muebles para practicar las actividades de la vida diaria, ordenadores, bastones, regletas y punzones, así como instrumentos musicales. Nos lo muestra orgulloso el director departamental del IBC en el Beni, Olver Vaca, mientras Marcia Velarde, instructora de Orientación y Movilidad explica que en Trinidad la técnica más demandada no es el manejo del bastón u orientarse por las calles, sino cómo subir y bajar de las moto taxis. 
 
El propio Olver, de 32 años y persona con baja visión, representa el mejor ejemplo de lo que una persona con discapacidad visual con autonomía y determinación puede hacer, incluso en un entorno hostil. Además de dirigir el centro, formado en comunicación social, fundó su propio medio de comunicación, El Termómetro Noticias que, a través de Facebook, toma la temperatura de la actualidad de Trinidad. Tiene a dos personas contratadas (reportero y cámara) y cuentan con más de 66.000 seguidores, nada desdeñable para una ciudad como Trinidad (130.000 habitantes), aunque los ‘followers’ del medio son personas también de toda la región.
 
El Termómetro Noticias se ha desplazado al Centro de Rehabilitación para cubrir un pequeño evento para conmemorar la víspera del Día del Padre, y que tenemos la suerte de presenciar. Varios de los rehabilitandos entonan el homenaje del cantante brasileño Roberto Carlos a su padre en ‘Mi querido, mi viejo, mi amigo’ mientras desde la cocina del Helen Keller empiezan a salir viandas de pollo, arroz y ensalada rusa. 
 
Aunque el calor sigue abofeteando y las motos no paran de zumbar, de repente todo tiene sentido. Las horas de avión, los problemas con los proyectos… Sean bienvenidos si el resultado supone una mejora en la vida de las personas con discapacidad visual de América Latina.  
 
Carlos Quirós 
Técnico de Cooperación al Desarrollo
Fundación ONCE América Latina FOAL

 

Categorias: Actualidad institucional
La sociedad confía en el Grupo Social ONCE porque sabe que, cuando nos necesita, estamos a su lado. Es un acuerdo tácito, no hace falta firmarlo; es una realidad pactada con el encuentro diario entre la ciudadanía española y la Organización, una máxima repetida y avalada por 83 años de historia que se reafirma cada día, cada minuto. Es la razón de ser de una Institución que nació por y para las personas ciegas, que luego amplió su acción al resto de personas con discapacidad y que no se quedó ahí, sino que se ha demostrado útil para toda la sociedad, de España y del mundo. No conviene olvidar la historia: nacimos en 1938, en tiempos de guerra; la realidad de todos y cada uno de nuestros vecinos es nuestra realidad; somos gente a pie de calle, así nacimos, así lo hemos elegido y así lo mantendremos siempre; queremos compartir la calle. Por eso, la ilusión que nos mueve es la de estar siempre al lado de quien más lo necesita. Y ahora se llama Ucrania.
 
A tu lado siempre” es el nombre de una iniciativa con la que llevamos unos años trabajando para las personas con ceguera o baja visión mayores de 55 años, un proyecto innovador para tratar de evitar la soledad no deseada. El concepto engloba todo el cariño que podemos y debemos utilizar con nuestros mayores, pero puede y debe ser utilizado para muchas otras cuestiones, porque demuestra que allí donde detectamos una realidad difícil, el Grupo Social ONCE sabrá aunar esfuerzos propios y ajenos para tratar de paliarlo.
 
Si echamos la vista atrás (y no se trata de recordar desgracias más o menos lejanas), en los últimos años hemos sido capaces de arrimar el hombro dentro y fuera de España en múltiples ocasiones: en el devastador terremoto de Haití recibimos la llamada de todos los haitianos y, muy especialmente, de nuestros hermanos ciegos o con discapacidad, duramente golpeados por la realidad: conseguimos enviar fondos y materiales específicos que hicieron renacer la educación y la movilidad de los ciegos de ese maltrecho país;  sin irnos tan lejos, lo mismo ocurrió poco tiempo después con el terremoto de Lorca (Murcia) que también generó grandes daños, que ayudamos a paliar.
 
Estábamos a punto de superar una crisis económica dura, en la que nos esforzamos para mantener los niveles de cobertura social y laboral a las personas con discapacidad y, de pronto, nos llegó una aún más dura crisis sanitaria provocada por el coronavirus. Volvimos a estar a la altura y en tres meses de aislamiento por la pandemia logramos llegar a casi todas las personas ciegas de España, especialmente a algunas con muchos problemas de comunicación y aislamiento, como los compañeros y compañeras con sordoceguera, y mantenerles con la esperanza que todos y todas necesitábamos esos días. Pocos meses después, recibimos la llamada de los bancos de alimentos y recaudamos más de 200.000 kilos de comida para las familias más necesitadas de todos los rincones del país, para las más golpeadas por la crisis sanitaria.
 
Y aún con esta realidad a cuestas, llegó el volcán de la Isla de la Palma y, de nuevo, el Grupo Social ONCE se puso a trabajar para enviar más de 30.000 gafas a la isla que, gracias a la labor de distribución y logística que desplegó la agencia de la ONCE en la 'Isla Bonita', con la colaboración de nuestra lavandería industrial de Ilunion en la isla y del ejército, protegieron la vista de los palmeros y las palmeras de las inclemencias del humo y las cenizas, a lo que se sumaron también muchas gorras, que también sirvieron de protección.
 
Tristemente nos vemos abocados estos días a otra crisis sin precedentes en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. A la incertidumbre de futuro se suma la realidad de millones de refugiados de Ucrania, entre los que se pueden encontrar, muchas veces sin que se note o se conozca, alguna de las 100.000 personas ciegas de ese país o de los 2,7 millones de personas con discapacidad que, hasta hace apenas unos días, mantenían una vida como la nuestra, e incluso habían oído hablar de un país como España, que para los ciegos europeos y del resto del mundo es el país de la ONCE.
 
Por eso, nos hemos sumado a las principales organizaciones de la discapacidad europeas y a muchas empresas e instituciones y hemos abierto nuestras puertas a Ucrania, especialmente a esas personas ciegas o con discapacidad, que lo tienen aún más difícil: ayuda humanitaria, material específico, asistencia en la urgencia de los campos de refugiados, en los trayectos hacia un mundo mejor y apertura de nuestras instalaciones (como los hoteles Ilunion) a personas que lo han perdido todo, pero que no pueden perder la esperanza, la esperanza de encontrarse con unos vecinos que les abran su casa y les ayuden a superar este duro momento. Siempre a pie de calle, siempre a tu lado.
 
Categorias: Actualidad institucional

"Ahora convénceles de que dejen jugar a la videoconsola a sus hijos ciegos, que no se olviden de que también son parte de la generación conectada". Este era el reto que me planteaba y la frase que no paraba de repetirme a mí mismo cuando acepté, por parte de Susana Asturiano y Germán Moya, directora pedagógica y director respectivamente del Centro de Recursos Educativos (CRE) ONCE de Madrid, la invitación de participación en las Jornadas de Familias de Alumnado de Educación Secundaria, Bachillerato y FP que se celebraban este pasado 12 de marzo allí mismo en el CRE de Madrid para hablar de videojuegos accesibles, sus ventajas en el desarrollo adolescente, sus beneficios pro autonomía e inclusión, y la ruptura de algunos estereotipos y estigmas tradicionalmente acuñados a este tipo de ocio que todavía, y siendo generosos, apenas cumple los 50 años de historia.

Una charla de 90 minutos para un público doble: por un lado los adolescentes -el público más exigente de todos los posibles-, y, por otro, sus padres, madres, tutores, educadores... dispuestos a discutir sobre el uso y abuso de los videojuegos en casa y a estas edades, así como los riesgos habitualmente asociados a este entretenimiento, como el refuerzo del absentismo escolar, los riesgos del ciber bulling y la privacidad en chats, la falsa fantasía de poder, el anonimato y la avatarización adictivos, o la recepción de estímulos nocivos para menores de edad.

Sabía que algunas diapositivas sobre las que iba a apoyarme y argumentaciones de la exposición iban a levantar cierto murmullo en las butacas, como efectivamente ocurrió, o que era interesante dejar un gran espacio de tiempo para turno de preguntas y comentarios. Porque lo realmente enriquecedor de este encuentro era escuchar la casuística específica de cada familia y las posturas particulares desde todos los puntos de vista, las preocupaciones de los adultos responsables con cada chaval o chavala, las sensaciones, quejas o peticiones de los menores con discapacidad visual, ayudar en lo posible y de manera totalmente personalizada y particular a todas las familias asistentes, algo que también me iba a nutirir muchísimo de un conocimiento mayor sobre los videojuegos para personas ciegas totales o con baja visión.

Cada vez que hablo de ello con implicados, aprendo más y más. Existen tantas variantes de lo que podemos calificar como discapacidad visual que a menudo resulta sorprendente y genuino escuchar trucos de adaptación de juegos que parecían impracticables por una persona ciega o conocer nuevos títulos concretos de juegos y aplicaciones que una persona ciega ha detectado a base de probar e idear. Qué duda cabe, la accesibilidad en muchos casos empieza por uno mismo y nuestra astucia.

Escenario con Javi Andrés exponiendo y detrás de él una gran lista de juegos 100% accesibles para personas ciegas

Y allí, en el fantástico salón de actos del CRE de Madrid, se habló también de trucos y consejos para adaptarse y jugar sin ver videojuegos tan populares como Minecraft, FIFA, Among Us u Overwatch, de configuraciones para hacer que todos los avisos visuales de un juego entren también por audio para el jugador ciego, de los distintos acercamientos culturales y artísticos que se están haciendo con los videojuegos y de la importancia de jugar a lo largo de toda la vida, de juegos y aplicaciones móviles 100% accesibles y creados de propio para personas ciegas, de bases de datos donde consultar listados de juegos accesibles actualizados, de equilibrio entre esfuerzo y recompensa, del espacio compartido y oportunidad de acercamiento familiar que puede promover una partida cooperativa a un videojuego, de las restricciones de edad con código europeo PEGI, de cómo detectar exceso de horas invertidas o riesgos sociales, del fenómeno streamers / youtubers, del miedo a quedarse fuera de la conversación o estar perdiéndose lo mejor (FOMO), de educación, de empatía, de autonomía, autoestima...

Fueron muchos los debates y reflexiones que aparecieron en el aire, la mayoría centrados en el desarrollo del adolescente, pero también se habló de videojuegos en edad adulta. Aunque, desde luego y tras conversar con algunos padres a la salida del auditorio, la sensación general fue de descubrimiento y de aprender a escucharnos más, algo tan importante para las personas con discapacidad visual. La intención inicial era dar a conocer algo que en muchas casas supone una brecha generacional más que una oportunidad de acercamiento intergeneracional, pero lo que todos los asistentes nos llevamos de aquel taller y posterior coloquio fue la sensación de que el videojuego, con un futuro prometedor en materia de accesibilidad para personas con discapacidad, va a seguir ganando protagonismo como un ocio inclusivo, de calidad y repleto de oportunidades, también familiares.

Javi Andrés
Periodista especializado en videojuegos y accesibilidad para personas con discapacidad visual

Categorias: Ocio y cultura
El 17 de febrero se está convirtiendo en una fecha a recordar y a tener muy presente en el calendario de hitos importantes de la ONCE. Se trata de un día en el que se destaca un conjunto de valores vinculados a una actividad económica y social que van de la mano y que se sitúan en el marco del consumo responsable, del juego responsable, seguro y solidario del que la Organización es máximo exponente. Celebramos el Día Internacional del Juego Responsable y seguimos diciendo bien alto ¡Bien Jugado!
 
Estamos acostumbrados cada día a leer o escuchar en los medios de comunicación que determinada fecha hace referencia o conmemora circunstancias especiales. Así, por ejemplo, el 3 de diciembre es el día Internacional de la Discapacidad y en ese mismo sentido, desde hace algunos años, el 17 de febrero es la fecha elegida para el Juego Responsable
 
Jugar es una actividad humana, que se inscribe dentro de lo lúdico y que, con el paso del tiempo, ha desarrollado múltiples maneras de ponerse en práctica, de tal forma que, en la actualidad, existe una creciente sensibilidad derivada de la proliferación de juegos asociados al uso de nuevas tecnologías, relacionados con la práctica de deportes, etc.
 
Para la ONCE, desde su origen hace más de 80 años, el juego siempre ha sido algo instrumental y no un fin en sí mismo: constituye la principal forma de generar recursos para dedicarlos a fines sociales, primero dirigidos a las personas ciegas afiliadas a la Organización y, luego, al resto de las personas con discapacidad, a través de Fundación ONCE, que recibe el 3% bruto de las ventas; y no solo esto, la ONCE colabora e impulsa cuantas iniciativas de la sociedad civil mejoran la calidad de vida de personas en riesgo de exclusión, como mayores, mujeres víctimas de violencia de género o menores; trabaja codo con codo con todo el movimiento asociativo del Tercer Sector; e impulsa la economía social con su ejemplo y su participación activa en la patronal CEPES.
 
Todo ello constituye un modelo único en el mundo basado precisamente en ese concepto, el juego responsable, algo que la ONCE lleva ejerciendo ya 83 años de una manera segura y solidaria, atendiendo a los valores que son patrimonio de la marca y de la realidad social que representa.
 
Esta sensibilidad, cada vez mayor, con el consumo responsable y en particular con el juego responsable, se traduce en que el conjunto de valores, principios y prácticas que están en el ADN de la Organización, se integran y se tienen muy presente en todas las fases de su acción como operador de loterías, comenzando con el diseño de productos, su producción, los puntos de venta, la comunicación o la publicidad, que nunca pierden de vista este mensaje y esta práctica.
 
Por ello, además de haber dedicado un cupón especial ese día tan señalado, una de las importantes líneas estratégicas que se realizan en el ámbito de nuestra Institución relacionada con el juego responsable es la información y permanente concienciación de todos cuantos trabajamos en la ONCE, difundiendo que, en esto del Juego, no todos somos iguales, y que existen distintas maneras de hacer las cosas, en este caso, distintas formas de proyectar ilusiones sobre la sociedad.
 
 
Cada año, la ONCE redobla su compromiso con el juego responsable con muchas iniciativas, como la primera  Cátedra de Juego Responsable y su Comunicación, enmarcada en la prestigiosa Universidad Complutense de Madrid. Desde estas líneas queremos trasladar nuestra identificación con esta sensibilidad tan presente, donde los números dejan paso a los valores y nos permiten decir muy alto, cuando se participa en las loterías sociales de la ONCE, ¡Bien jugado!
 

 

Categorias: Juegos ONCE

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Síguenos en:

Twitter

Contenido - Acerca de la ONCE

Acerca de la ONCE

El compromiso de la ONCE es hacer realidad las ilusiones de miles de personas con discapacidad y de sus familias. Y todo ello (educación, empleo, accesibilidad, nuevas tecnologías, ocio, deporte...) lo logramos gracias a la solidaridad de la sociedad española que, día a día, año tras año, confía en nosotros, acercándose a los vendedores de la Organización y al resto de establecimientos autorizados para la venta de nuestros productos, conocedores de nuestra labor, sabiendo que, si nos necesita, en la ONCE y su Fundación, estaremos a su lado.

Y todo ello lo hacemos con la garantía de ser la única marca en España con el sello de Juego Responsable, con las certificaciones nacionales e internacionales más severas, y que sólo la ONCE ha alcanzado en el ámbito del juego, un aval más de la integridad de nuestra gestión.

Para más información: www.once.es