Blogs

RSS
Por Jesús Alberto Gil Pardo
'Ávido lector de libros en braille y sonoro'
 
Poco podía imaginar yo, cuando en 1987 llegué a la ONCE por el deterioro de mi enfermedad visual, que la lectura cobraría el papel que tiene ahora en mi vida. Y eso que ella siempre fue para mí, allá en mi pueblo soriano en que nací, un refugio y una forma de prolongarme a fascinantes lugares muy alejados de los entornos conocidos de cereal y monte bajo en que me movía.
 
Perder la vista y verme obligado a interrumpir la lectura fue duro, pero pronto comprendí que había otras maneras de adentrarse en las historias que tanto me fascinaban. Descubrí los libros hablados y aprendí a leer a través de las manos, en braille, pero quería más y el tiempo avanzaba.
 
Me hablaron de que se había puesto en marcha una Biblioteca Digital en la ONCE y, más aún, hasta una APP móvil para manejar con el Smartphone. Qué emocionante es haber llegado hasta aquí después de todo.
 
De lo que yo sentía en mi pueblo, de lo que sentí al no poder leer, de lo que experimenté al recuperar la lectura, la magia de acariciar puntos que abrían la puerta al universo, de escuchar las voces de quienes me leían los libros… hasta ahora, en que sé que en todo momento puedo disfrutar de la compañía de los libros gracias a la Biblioteca Digital sin que importe ni dónde me encuentre, ni haya de esperar a que el cartero venga con los pesados CDs o los volúmenes en braille…. ¡Es increíble el avance y me da una enorme tranquilidad! Qué maravilla es tener al alcance siempre una enorme biblioteca con más de 64.000 títulos. Incluso, en la que puedo encontrarme con apartados en los que me recomiendan libros, informan de noticias literarias, o donde conozco a otras personas ciegas que escriben o que vierten sus dotes lectoras interpretando obras de teatro.
 
La Biblioteca Digital de la ONCE es ese lugar en el que siempre me siento acompañado, sí, acompañado por los personajes que llenan los libros de magia con sus historias y aventuras, en el que aprendo a comprender al otro, poniéndome en la piel de esos personajes que conquistan horizontes de libertad, que realizan hazañas inimaginables o que disfrutan del amor sin límites.
 
Por eso, hoy, en que se celebra el Día de las Bibliotecas, alzo mi copa por la Biblioteca Digital y por quienes trabajan para que crezca y esté viva, porque, gracias a ella, nunca me siento solo.
Categorias: Cultura

Desde los primeros Juegos Paralímpicos de Roma en 1960 hasta la fecha, hemos sido testigos y parte implicada en la importante evolución que ha sufrido el deporte para personas con discapacidad, y en concreto el deporte para personas con discapacidad visual.

Desde la creación en 1980 de la Federación Internacional de Deportes de Ciegos (IBSA), pasando por la creación del Comité Paralímpico Internacional, la celebración de los Juegos de Barcelona ´92 (ejemplo de organización y el punto de inflexión para la visibilidad y el impulso del deporte de discapacidad), la materialización de la Federación Española de Deportes para Ciegos y el Comité Paralímpico Español, se ha generado un entramado de entidades que trabaja activamente para alcanzar nuevas metas y logros en el tándem formado por el deporte de élite y discapacidad, y cuyo objetivo máximo sea conseguir la inclusión total.

Foto retrato de Ángel Luis GómezDel mismo modo destacaría el importante papel que la ONCE desarrolla en el ámbito del deporte de personas con discapacidad visual, favoreciendo y financiando la práctica deportiva desde la base hasta la élite; contando entre sus afiliados y afiliadas con grandes figuras del deporte con destacado palmarés; y contribuyendo de manera importante al incremento del medallero paralímpico español.

En la actualidad la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) se ha consolidado como un referente nacional e internacional del deporte practicado por personas con discapacidad visual. Cuenta con un gran número de deportistas de alto nivel entre sus federados, estando presentes de manera destacada en la mayoría de las disciplinas deportivas paralímpicas (atletismo, natación, judo, esquí, goalball y fútbol 5). Y como entidad viva que es, evoluciona, paralelamente, con los avances que se producen en el deporte, afrontando los retos que se presentan, y todo ello sin olvidar la tecnificación y el incremento de la presencia de la mujer en el deporte paralímpico.

La Selección Española con la Copa de Campeones y celebrando su victoria ante una bandera de España.

Gracias a todo esto y con el aumento de visibilidad que nos aportan los medios, hemos conseguido abrir los ojos al mundo para demostrar que el deporte y la discapacidad cuando se unen, impulsan el crecimiento personal, favorecen la inclusión social, provocan un incremento de la autoestima, despiertan el afán de superación... y si a todo esto, le unimos llegar al más alto nivel, no hay mayor satisfacción personal que el reconocimiento nacional e internacional y el orgullo de representar a la gran potencia paralímpica que es España.

Ángel Luis Gómez Blázquez
Presidente de la Federación Española de Deportes para ciegos (FEDC)
Vicepresidente 1º del Comité Paralímpico Español (CPE)

Categorias: Deporte paralímpico

Tengo perro desde los 19 años. Estudié psicología porque me quería dedicar a trabajar en el mundo de la psicología canina, ya que mi perro me lo había dado todo. Por aquel entonces yo iba todos los días al campus de Somosaguas (Madrid) y debíamos ser 50 personas en toda España con perro guía. Tuvimos que luchar mucho al principio para que la sociedad nos admitiera.

Además estuve trabajando como director de la Fundación ONCE del Perro Guía desde 1994 hasta 2003. Para mí fue un proyecto muy feliz teniendo en cuenta que el mundo del perro guía es muy complicado pero a la vez muy satisfactorio cuando trabajas con ellos. De hecho, he trabajado con personas que no sabían nada de este mundo y que se han emocionado cuando han visto cómo desarollan su labor estos animales.

Ahora estoy con el sexto perro guía, Aritz. Se me acaba de morir Dikens, mi perro anterior, que para mí ha sido el mejor de todos. Y creo que hay mucho que decir sobre este mundo, hay que saber que, como usuarios de perros guía, debemos comportarnos de una forma correcta ante la sociedad pero también es verdad que los perros tienen un nivel increible.

Durante todos estos años he tenido que corregir a muchas personas que no saben de este tema y se piensan que es el animal  el que elige si ir a la izquierda o la derecha. Pero no, el perro te lleva donde el usuario le dirije.

Ahora se cumplen 30 años del nacimiento de la Fundación ONCE del Perro Guía y creo que hemos llegado a un nivel muy alto de lo que la sociedad espera de estos animales. Debemos confiar en que con esta forma de trabajo, con un perro educado que sabe comportarse perfectamente, las personas ciegas podemos estar incluidas en la sociedad sin ningún problema. Para mí, el perro guía lo ha sido todo en mi vida.

¡¡¡Felicidades!!!

Pedro Pablo Martín Lopesino

Categorias: Perro Guía

 

Por Miguel Carballeda 
Presidente del Grupo Social ONCE

Hemos aprovechado los últimos días de julio y los primeros de este extraño agosto para presentar por todos los rincones de España el Informe de Valor Compartido 2019 del Grupo Social ONCE, que tiene un componente muy especial, pues refleja el buen comportamiento de un año en el que fuimos capaces de hacer grandes cosas, pero se presenta en otro, este 2020, marcado por una dura pandemia no conocida en nuestras generaciones, pero que será difícil de olvidar.

El impacto del coronavirus es una realidad a la que el Grupo Social ONCE, individual y colectivamente, se ha enfrentado y se enfrenta con nuestra mayor palanca de acción en 82 años de existencia: con la rotunda ilusión y la creencia firme de que esto lo superamos como hemos hecho siempre ante la adversidad, unidos, trabajando, sumando y siendo solidarios con quienes más lo necesitan.

En estas líneas se refleja la solidez social y económica con la que el Grupo Social ONCE cerró el ejercicio 2019. Visto ahora, son solo datos y realidades cotidianas pero, sin duda, muestran una situación que nos ha permitido afrontar la pandemia y sus efectos para nuestro entorno con algunas garantías y poder extender nuestra solidaridad a la ciudadanía desde todas las áreas: desde ONCE, ofreciendo cobertura a más de 72.000 personas ciegas afiliadas a la Organización, especialmente a los 14.000 mayores de 60 años que viven solos, o a los 7.500 estudiantes ciegos que lograron finalizar sus cursos y esperan ya conocer qué ocurrirá este nuevo ejercicio; desde Fundación ONCE, impulsando voluntariado social esencial en esos días y manteniendo el empleo y la formación como claves; o desde Ilunion, con mil compañeros, muchos con discapacidad, trabajando duro para lavar la ropa de los hospitales o residencias de mayores, realizando la limpieza de los mismos, o cediendo nuestros hoteles y otros centros para enfermos y sanitarios.

Ante la dureza con la que el Coronavirus ha golpeado a nuestra sociedad, a nuestras familias, a nuestros amigos y conocidos (para quienes queremos hacer llegar nuestro más solidario y cariñoso recuerdo), y ante el riesgo que perdura, os presentamos unos datos que son solo eso, datos, cifras y realidades que, sin embargo, nos han permitido llegar hasta aquí y afrontar con más garantías como Institución nuestros retos de presente (y este del Covid-19 ha sido de los grandes), y también de futuro.

De ahí nuestra insistencia en un concepto que, aún sin saberlo hace más de 80 años, nuestros mayores convirtieron también en una razón de ser de nuestra Institución y de nuestra tarea diaria: Iguales, para hoy, para mañana, en el empleo, en la educación, en la formación, en el ocio, en la cultura, en el deporte y en todos los ámbitos de la vida. Iguales como objetivo para, desde la diferencia de cada uno y el máximo respeto a las personas, ser iguales en derechos.

En un país que se enfrenta al paro como el más grave de nuestros problemas, nuestra mayor satisfacción es haber logrado siquiera paliar en parte sus efectos, arrancando de la inactividad en el año 2019 a un total de 11.340 personas, de las que 10.784 tienen discapacidad, mientras que 4.918 de estos puestos han sido ocupados por mujeres. Y, además, sumamos 935 contratos indefinidos que hemos hecho a agentes vendedores de la ONCE, todos ellos personas con discapacidad.

Dejen que eche un poco la vista atrás para contarles además que, en el periodo 2010-2019, el Grupo Social ONCE ha impulsado un total de 78.903 puestos de trabajo para quienes lo tienen más difícil, 78.903 historias de vida e inclusión real. Más rotundo, si me permiten: hemos sido capaces de crear 22 empleos diarios para personas con discapacidad en los últimos 10 años, algo que nos hace sentirnos razonablemente satisfechos.

Y lo hemos hecho con nuestro esfuerzo directo de generación de empleo pero, sobre todo, con la formación y educación y con la colaboración de muchas empresas e instituciones que han visto en las personas con discapacidad unos ciudadanos más a quienes valorar por su talento y su capacidad para trabajar. Sin ellos no habría sido posible.   

Nosotros tratamos de dar ejemplo y, en 2019, el Grupo Social ONCE concluyó con 72.693 trabajadores, de los que un 58% tenemos alguna discapacidad; y más de un 42% son mujeres. Somos el cuarto mayor empleador estatal no público y, en personas con discapacidad, el primero en España y en el mundo. De cada 277 personas que tienen la suerte de tener un empleo en nuestro país, una trabaja con nosotros.

Y todo ello, como ya conocen, lo hacemos con el mejor modelo de gestión de juego responsable que se conoce, que nos permite lograr unos ingresos que se destinan íntegramente a acción social. En 2019, los ingresos por las ventas de cupones y el resto de loterías de la Organización crecieron un 4,4%, mientras que las ventas de nuestras empresas sociales Ilunion lo hicieron un 5,8%, dos datos muy esperanzadores, de los que en el informe pueden ver más información.

Esto nos permitió que el Grupo Social ONCE destinara en 2019 un total de 265,1 millones de euros directos a inversión social dirigida a personas ciegas o con otras discapacidades.

Desde ONCE, hemos dado acogida a 3.202 personas que perdieron la vista en 2019 y les hemos facilitado una atención personalizada, a su medida; hemos entregado 131 perros guía; o incluido en las aulas a 7.495 alumnos ciegos o con discapacidad visual grave; Fundación ONCE ha aprobado 2.116 proyectos de formación, accesibilidad y empleo para personas con discapacidad y distribuido como lluvia fina 104 millones de euros para hacerlo posible; y desde Ilunion hemos realizado una inversión de 63,8 millones de euros para seguir creciendo.

Después de tres meses de inactividad de nuestra área de ventas -entre el 15 de marzo y el 15 de junio pasado-, hemos vuelto a las calles con nuestros 19.000 centinelas de la ilusión que, poco a poco, van retomando el pulso de la ciudadanía, siempre a su lado; y nuestras empresas y Fundación ONCE recuperan igualmente su imprescindible tarea.

La incertidumbre de futuro permanece y es grande, pero el compromiso del Grupo Social ONCE y de sus gentes es aún mayor. Volveremos a reconquistar entre todos y todas las calles y a ganarnos el futuro como hemos hecho siempre, para compartirlo con toda la sociedad. No tengan ninguna duda de que lo lograremos porque #LaIlusiónPuedeConTodo.

 

IGUALES. Para hoy. Para mañana. Grupo Social ONCE

 

Categorias: Actualidad institucional

Las actividades del Museo Tiflológico de la ONCE han expandido el conocimiento y la cultura de una parte significativa de la sociedad, y en particular, de las personas con discapacidad visual, muchas de las cuales interaccionan con las obras mediante el sentido del tacto, pues, a través de las yemas de los dedos, pueden identificarse las uniones de la Torre Eiffel o las columnas del Coliseo Romano. Asimismo, puede reconocerse la fisionomía de la Dama de Elche o comprenderse espacialmente el Acueducto de Segovia. Estos son sólo algunos de los ejemplos de las joyas del Patrimonio Universal que el Museo Tiflológico pone a disposición de sus visitantes en sus salas de reproducciones de monumentos.

A su vez, gracias a su colección de obras artísticas, el museo permite que las personas ciegas se aproximen al arte a partir de la exploración táctil de piezas originales. No obstante, como consecuencia de la crisis sanitaria, las personas ciegas y con discapacidad visual grave estamos muy preocupadas por recuperar la situación anterior, en la que las colecciones táctiles de los museos estaban disponibles para ser tocadas sin restricciones.

Desde el Museo Tiflológico, cuyo lema es: “Museo para ver y tocar”, en el marco del Día Internacional de los Museos, el pasado 18 de mayo, celebramos una mesa redonda bajo el título: “En lo tocante a tocar” (vídeo de abajo). Ahora, con motivo de la reapertura del museo, el 7 de julio, queremos profundizar en lo que significa tocar para reconocer, percibir y acceder a la información visual de una obra artística tridimensional.

Para comprender la percepción táctil de una obra de arte, es preciso señalar que el sentido del tacto es complejo, dado que abarca numerosos procesos y mecanismos fisiológicos y psicológicos. Concretamente, el tacto funciona de un modo analítico, y precisa un contexto explicativo que permita integrar la información parcial captada, de modo que sea posible la creación de una imagen táctil. En este sentido, es necesario matizar que la imagen táctil del objeto físico concreto es de diferente naturaleza comparada con la imagen visual.

El canal de información táctil, o de forma más general, la percepción háptica, integra las sensaciones del tacto activo, tales como la presión, la vibración, o la temperatura, así como la información procedente del sistema cinestésico, relativo a la posición y movimiento del propio cuerpo. Por ello, pueden apreciarse dos dimensiones de la exploración táctil: la identificación de las cualidades de un objeto tridimensional y el reconocimiento de la forma espacial; y, por tanto, mediante el movimiento de los dedos, es decir, a partir del tacto activo, la manipulación y las referencias internas con respecto a las posiciones del cuerpo, pueden comprenderse los objetos táctilmente y así formar el juicio personal sobre la estética de las piezas. Sería de ese modo como podrían percibirse la superficie pulida de aluminio y la curvatura de los párpados del bebé de la escultura Baby Silver, de Kay Woo, o cualquiera de las reproducciones arquitectónicas realizadas a escala, por citar obras pertenecientes a los fondos del Museo Tiflológico.

Equipo del Museo Tiflológico

Categorias: Ocio y cultura

Publicador de contenidos

Publicador de contenidos

Síguenos en:

Twitter

Contenido - Acerca de la ONCE

Acerca de la ONCE

El compromiso de la ONCE es hacer realidad las ilusiones de miles de personas con discapacidad y de sus familias. Y todo ello (educación, empleo, accesibilidad, nuevas tecnologías, ocio, deporte...) lo logramos gracias a la solidaridad de la sociedad española que, día a día, año tras año, confía en nosotros, acercándose a los vendedores de la Organización y al resto de establecimientos autorizados para la venta de nuestros productos, conocedores de nuestra labor, sabiendo que, si nos necesita, en la ONCE y su Fundación, estaremos a su lado.

Y todo ello lo hacemos con la garantía de ser la única marca en España con el sello de Juego Responsable, con las certificaciones nacionales e internacionales más severas, y que sólo la ONCE ha alcanzado en el ámbito del juego, un aval más de la integridad de nuestra gestión.

Para más información: www.once.es