Blogs

RSS

Entradas con etiqueta inclusión .

Cuando me pongo a escribir sobre nuestro viaje a Bruselas no sabría por dónde empezar; fueron dos días intensos en los que un grupo de unas 60 personas de la ONCE de muchos rincones de España viajábamos al Parlamento Europeo para mostrar algo que, puede parecer un pequeño detalle, pero para nosotros es un gran cambio, el código QR para hacer unas elecciones accesibles.

Mi viaje, nuestro viaje comenzaba en Asturias, desde donde íbamos un total 5 personas en representación de nuestra delegación. La primera parada fue Madrid, donde tuvimos una jornada en la Oficina del Parlamento Europeo en España. Allí conocimos a los miembros de las demás delegaciones que nos acompañarían en este viaje.

A la mañana siguiente, bien tempranito, pusimos rumbo a Bruselas con parada directa en el Comité Económico y Social, donde, además de tratar temas de mucho interés en una mesa redonda, se abordaron cuestiones como el voto accesible y la Tarjeta Europea de Discapacidad. También nos explicaron el funcionamiento interno y las funciones de cada uno de los órganos representativos en Bruselas, para poder hacernos un pequeño esquema en la cabeza.

Delegación de ONCE Asturias junto a Remedios Bordiú Cienfuegos-Jovellanos en el Comité Económico y Social de BruselasEse mismo día tuvimos la oportunidad de compartir la comida con nuestra paisana Remedios Bordiú Cienfuegos-Jovellanos, la directora de la Oficina Regional de Asturias en Bruselas. Con ella, pudimos tratar aspectos muy interesantes sobre el trabajo que se hace desde Bruselas para el impulso de medidas que beneficien a la discapacidad. También tuvimos ocasión de compartir nuestras inquietudes e intereses, así como hablarle un poco de las últimas acciones que estamos llevando a cabo desde el Grupo Social ONCE en Asturias. Fue un encuentro muy productivo en el que establecimos futuras líneas de colaboración y agendamos encuentros para seguir trabajando juntos.

Tras una intensa jornada de trabajo y viaje nos fuimos a descansar -previo paseo obligado por la Gran Place- pues el día siguiente era crucial, presentábamos el código QR para hacer unas elecciones accesibles para todos y todas. A la mañana siguiente nos desplazamos directamente al Parlamento Europeo; allí, nos llamó la atención un gran cartel que rodeaba la fachada del edificio del parlamento que ponía “#Useyourvote 6-9 June 2024. European Elections”. La verdad es que el motivo nos venía que ni pintado: veníamos a hablar de elecciones accesibles y ¿qué mejor momento para hacerlo?

Primero tuvimos una mesa redonda en una sala espectacular, en forma de semicírculo, donde te podías sentir importante solo por estar allí sentado. Tratamos con los eurodiputados que nos recibieron, de manera muy cercana, para interesarse por cómo ejercer nuestro derecho al voto en intimidad y con autonomía propia. Allí mismo, veríamos a Susana Solís Perez, eurodiputada asturiana que, además, tuvo la amabilidad de tomarse una foto y compartir un ratito con nosotros. 

Tras la mesa redonda llegó el plato fuerte; vinieron 15 eurodiputados a compartir este momento con nosotros. A todos nos entregaron un sobre cerrado que indicaba que no lo podíamos abrir hasta que nos lo dijeran y, estaba acompañado por un antifaz. Llego el momento, Barbara Palau, consejera general del Grupo Social ONCE empezó a hablar y nos indicó que nos pusiéramos los antifaces, aunque a alguinos no nos hacía mucha falta, ja ja ja la verdad... Inmediatamente todos los hicimos, eurodiputados incluidos. Ahora, nos proponían un juego... sacar la papeleta amarilla, ¡sin ver! Los murmullos, las preocupaciones y las risas se apoderaron de la sala... elegimos nuestra papeleta y nos indicaron que nos quitáramos el antifaz. Lo cierto es que no hubo mucha sorpresa, casi nadie había sacado la papeleta amarilla, apenas 3 personas... ¡de unos 60!

Ese momento fue muy ilustrativo para los eurodiputados que allí había. Para nosotros, al fin y al cabo, es nuestra realidad. La reivindicación del voto accesible en el Parlamento Europeo supone un gran avance para visibilizar de una de las barreras que actualmente existe para las personas con discapacidad visual, como es el hecho de que no podamos ejercer nuestro derecho al voto con autonomía y privacidad.

Eurodiputados con el antifaz y las papeletas con el código QRAdemás, la manera en que se hizo permitió que, por un pequeño instante, los eurodiputados se pusieran en nuestro lugar y comprobaran que, lo que para ellos es una tarea sencilla, resulta imposible cuando estás privado de la visión.  Espero que, en un futuro próximo, todos los esfuerzos que, como este, se están realizando para sensibilizar en materia de inclusión social, prosperen y lleguemos a tener una Europa más igualitaria y más justa para todas las personas, pero sobre todo para aquellos que lo tienen más difícil.

Tras esta exitosa demostración, nuestro viaje llegaba a su fin, no sin antes pasar por la REPER, Representación Permanente de España en Europa, donde nos recibieron con mucho cariño y pudimos seguir tratando los temas importantes que nos afectan a las personas con discapacidad en Europa.

En definitiva, ha sido un lujo de viaje, tanto a nivel personal como laboral. Ha sido una gran oportunidad de la que me siento muy agradecida.

Aurora de Lera Riesgo
Vocal del Consejo Territorial de la ONCE en Asturias

Categorias: Internacional Discapacidad Institucional

¿Os imagináis tener que aprender un nuevo lenguaje para comunicaros? ¿Una nueva forma de dirigirte a los demás? ¿Os imagináis que existiera un sistema por el que podríais comunicaros más rápido y de forma más eficaz? Todas estas preguntas nos las hacíamos muchos de nosotros cuando conocimos Dactyls, un nuevo sistema de comunicación que llegaba como una gran novedad a la hora de comunicarnos con las personas con sordoceguera. Pero seguramente os preguntaréis… ¿qué es esto de Dactyls? Pues bien… os voy a contar como fue mi primera clase:

Dos personas con el bastón rojo y blanco con sordoceguera comunicándose con el sistema de comunicación DactylsMiércoles por la tarde: Estamos varias personas en el aula, muchos nervios porque nadie sabe qué es ni cómo funciona este nuevo sistema de comunicación para personas con sordoceguera. Hoy tenemos tres alumnos: dos de ellos son personas sordociegas signantes, es decir, se comunican mediante el uso de la Lengua de Signos Española, dado que tienen un pequeño resto visual; el tercero es una persona sorda. En el aula, además de los asistentes, estábamos la responsable del programa y yo, que soy la mediadora de Fundación ONCE para la atención de personas con sordoceguera (FOAPS). En juego tenemos a la maravillosa comunicación.

Ellos se comunican en Lengua de Signos Española (LSE) y nosotras en la habitual lengua oral. Ahora tenemos que, entre todos, aprender a comunicarnos en otro sistema nuevo cuya base es la lengua oral y que combina signos de la Lengua de Signos con palabras deletreadas en el sistema dactilológico en palma. De ahí su nombre: Dactyls, que es una mezcla de letras del lenguaje dactilológico (Dact) y la Lengua de Signos (ls): Dact + y + LS = DACTYLS.  El reto está servido.

Puede parecer complicado, pero, en realidad, este sistema de comunicación es más sencillo de lo que parece. Se basa en una comunicación táctil de carácter mixto, y, al igual que nosotros al principio, pensaréis, ¿mixto? ¿eso que quiere decir? Para que os hagáis una idea, generalmente las personas con sordoceguera se comunican a través del tacto, recibiendo la información en la palma de la mano con la ayuda de un guía intérprete o un mediador, en este caso, yo misma. Este sistema se llama sistema dactilológico, por el que cada letra tiene un signo que se deletrea en la palma de la mano para completar las palabras. Es un sistema un poco lento, y, en cierto modo, por eso llegó Dactyls, que, se puede decir, que fusiona el uso alfabético dactilológico táctil con la lengua oral y la lengua de signos, todo ello apoyado en la mano.

Y bueno, con esta pequeña instrucción, volvemos a nuestra primera experiencia con este sistema: arranca la clase con mucha expectación ¿seré capaz de aprender a comunicarme de otra manera distinta a la que llevo haciendo toda mi vida? ¿Entenderé a través del tacto y en la palma de mi mano lo que otra persona me quiera decir en este nuevo sistema?

dos manos comunicándose por el sistema de comunicación DactylsCon todas estas inquietudes nos ponemos a enseñar y a aprender el vocabulario de los temas iniciales, los más fáciles, para no agobiarnos, y lo hacemos mediante pequeños juegos: yo te lo enseño a ti, tú al compañero y así va pasando la palabra en dactyls “de mano en mano” hasta que llega al último de la cadena, y el último lanza otra nueva palabra hasta que llega al primero de la anterior ronda; y así, entre dime cómo se ponen los dedos, si la mano gira para la derecha o para la izquierda, que si tú mírame a ver si lo hago bien y el otro lo entiende, vamos enterándonos de cómo pasa la palabra, de si al compañero le cuesta hacerla o le es fácil, de si dime otra vez a ver si la saben los demás, de si me río porque la has hecho al revés, que es con la otra mano, que si esto es muy divertido y no es tan difícil como yo creía, de sí que ya he aprendido a decir: “buenos días, mi nombre es….soy una persona sordociega”, ahí es nada.

Poco a poco, nos fuimos dando cuenta que esta forma de comunicación es mucho más fluida y ágil. La clave está en que, a diferencia del dactilológico, Dactyls es capaz de traducir palabras completas, grupos de palabras y expresiones, permitiendo que la persona con sordoceguera reciba la información lo más simultáneamente posible que se recibe en la lengua oral, vamos, una especie de taquigrafía de comunicación en mano.

Lo más gratificante de esa primera clase fue ver los rostros de cada uno de ellos; era fascinante ver las expresiones de cada uno, observar cómo, conforme íbamos aprendiendo, rompíamos la barrera de los miedos; y la sensación de cogerte la mano para charlar. Una estupenda experiencia de cómo mola aprender DACTYLS.

Juana Álvarez Cotillas
Mediadora de FOAPS

Categorias: Servicios sociales Sordociegos

“Nuestros cuentos se tienen que tocar”

La adaptación de los cuentos infantiles para el alumnado ciego

Hoy, con motivo del Día Internacional del libro infantil y juvenil, me reafirmo en el convencimiento de que “Nuestros cuentos se tienen que tocar” … es la frase que más utilizo cuando hacemos alguna exposición de los cuentos multiformato, que adaptamos en el Servicio Bibliográfico de la ONCE.

Recuerdo en especial un Día de Sant Jordi en las Ramblas de Barcelona, donde cada año ponemos nuestro stand, en el que vino un grupo de niños de quinto de primaria. Todos se acercaban con las manos entrecruzadas en la espalda y estirando el cuello para poder ver los cuentos, pues les llamaba mucho la atención el colorido y las diferentes texturas que utilizamos. Entonces, yo les pregunté:

- ¿No queréis tocar los cuentos?

Me respondieron:

- No podemos, nuestra profesora nos ha dicho que podemos mirar, pero no tocar.

- Aquí SI, -les dije- es el único stand donde estáis obligados a tocar, así podréis apreciar todos los materiales: suaves, ásperos, fríos...

Les encantó la experiencia, lo primero que hicieron fue cerrar los ojos e investigar las formas y las diferentes texturas. Estaban entusiasmados con esta nueva forma de leer un cuento.

En mi trabajo, en el área de relieves del Servicio Bibliográfico de la ONCE, me dedico sobre todo a la adaptación de cuentos infantiles. Cada obra para mí es un reto; no hay dos iguales; cada una tiene un tono, una personalidad. Cuando cae un cuento en mis manos, lo primero que hago es leerlo 4 ó 5 veces hasta que saco toda la esencia; me fijo en el más mínimo detalle que, seguro, aporta información indispensable para captar el mensaje del autor.

En los cuentos infantiles, como sabéis, tiene tanta importancia el texto como la ilustración, y nosotros tenemos que ser capaces de transmitir todo el contenido adaptando las ilustraciones lo máximo posible para completar el mensaje del texto que transcribimos al sistema braille y en letra con macrotipo, esto es, con letras gigantes para quienes ven poquito.

Imágenes del libro adaptado de El PrincipitoUna de las obras que me resultó más difícil de adaptar fue “El principito para los más pequeños”, una adaptación infantil de “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry. Esta obra, como todos conoceréis, habla de sentimientos, de estados de ánimo… creo que no hay nada más difícil que intentar plasmar un sentimiento o una característica de un ser humano: dictador, aburrido, guapo, etc… Pero creo que al final lo logramos.

Para conseguir mi objetivo, lo primero que busco son las ilustraciones que podemos plasmar de una forma sencilla; y digo sencilla no tanto por la elaboración, sino porque tenemos que reducir la cantidad de información que transmite cualquier ilustrador y quedarnos con lo más importante y relevante para captar la esencia. Una vez tenemos claro qué queremos adaptar, busco los materiales: utilizamos pieles, madera, telas, plásticos, cintas, lanas, botones, rafia, silicona y, como no, caucho eva (goma EVA). Con este último material en concreto tenemos que ir con mucho cuidado, ya que es muy fácil de trabajar y podemos caer en la trampa de utilizarlo en exceso, perdiendo las texturas de los demás.

Materiales utilizados en la adaptación de los libros infantiles en el SBO de la ONCE

Para representar algunas ilustraciones, tenemos algunos materiales que habitualmente salen en todos los cuentos: madera para troncos de árboles; aironfix o fieltro de color verde para las copas de los árboles o césped; PVC de color azul para el agua, tanto del mar con olas como lisa de estanques; el pelo característico de los animales (osos, perros, conejos, caballos) o de su piel: serpientes, elefantes, tortugas, etc.

La imaginación tiene que ser desbordante para llegar a plasmar lo que necesitamos. Por ejemplo, en una ocasión, en el cuento “BUBO”, nos valimos de un neceser transparente para crear una pecera; y en una de las últimas obras de la colección “Mis pequeños héroes”, utilizamos unos botones chinos para hacer los pendientes de Frida Kahlo; o en el cuento “El abuelo Ramón y la ONCE”, en el que, con palos de globos, montamos un bastón con un botón cogido a una goma.

Creo que los cuentos multiformato cumplen una doble función: acercar la lectura a nuestros usuarios al mismo tiempo que muestra a todos los compañeros de clase que el niño con discapacidad visual también puede tener materiales atractivos y que pueden ser compartidos con todos. Además, el hecho de imprimirlos en tinta y braille permite que puedan ser leídos a la vez tanto con los dedos como con los ojos, con lo que cualquier padre puede también leérselos a sus hijos, con independencia de que unos y otros tengan o no una discapacidad visual.

Cuentos de "Mis pequeños héroes". Ente los que se encuentra el el de Agatha Christie, Beethoven, Ana Frank, Stephen Hawking, Louis Braille y algunos detalles del de Frida KhaloRecientemente, hemos lanzado la colección “Mis pequeños héroes”, que está indicada para los mayores de 8 años. Estos libros tienen como mucho una o dos ilustraciones, pero lo compensamos añadiendo algún elemento de cada uno de los personajes, con la intención de ser más interactivo. Por ejemplo, la lupa y el bigote de Poirot, en el de Agatha Christie; la batuta y las notas musicales, en el de Beethoven; un diario mini, en el de Ana Frank; o un caballete con pincel y pintura, en el de Frida Kahlo…

Pero, como habréis podido observar, este no es el trabajo de una persona sola, es el fruto de un equipo. Quizás yo tenga la primera idea, pero mis compañeros siempre me ayudan a mejorarla. Sin este trabajo común, animoso e ilusionado, hubiera sido imposible alcanzar los resultados obtenidos hasta ahora. El ámbito de la adaptación, además, está en constante evolución, siempre tenemos un reto nuevo; y seguiremos trabajando para que estos cuentos cada día lleguen a más público y sean más atractivos, con la idea principal de potenciar la lectura entre nuestros niños.

Teresa Robles

Técnica de Materiales en Relieve

Servicio Bibliográfico de la ONCE en Barcelona

Categorias: Cultura Educación Ocio y cultura

Estamos en plena Semana Santa y muchos tenemos la emoción a flor de piel. Pasión, fervor... son fechas que muchas personas vivimos con intensidad. Si de algo es característica la Semana Santa es de lo visual que es, apreciar los detalles de las imágenes, los tronos, los mantos de las vírgenes... hay tantos detalles.

Hay quien puede pensar que las personas ciegas no podemos disfrutar de ellos pero, siempre hay un modo y los sentidos pueden ir más allá. Desde el año 2017, desde la ONCE en Aragón y de la mano de la Asociación de Estudios para la Semana Santa, podemos sentir y tocar la Semana Santa de otro modo. Una colaboración que es posible gracias a la magnífica disposición de Ricardo Navarro, el presidente de la Asociación que, cada año, nos sorprende más. Este año volvíamos a descubrir con nuestros dedos unas de las imágenes de la Semana Santa zaragozana: la talla e imagen titular del “Cristo del Amor Fraterno”, de la “Cofradía de la Institución de la Sagrada Eucaristía”.

Éramos un grupo numeroso y el día comenzó en la parroquia del Perpetuo Socorro de Zaragoza, donde nos recibió el Hermano Mayor de la cofradía. Él nos explicó con todo detalle la historia de la cofradía y de la imagen que íbamos a ver; fue una descripción tan minuciosa y detallada que algunos ya nos podíamos hacer una idea de lo que estábamos a punto de tocar y descubrir con nuestras manos.

Imágenes de la actividad. Una foto se ve a una persona tocando el trono del paso. Las otras dos, personas tocando los detalles del "Cristo del Amor Fraterno”, de la “Cofradía de la Institución de la Sagrada Eucaristía”En concreto, la imagen del “Cristo del Amor Fraterno” es un Cristo sentado, en actitud de iniciar la bendición con su mano derecha y con la izquierda sujetando un trozo de pan, es decir la Consagración o institución de la Sagrada Eucaristía. El Hermano Mayor nos explicó que es una obra del escultor murciano Antonio Labaña, de la escuela de Salzillo, tallada en 1991 y restaurada, por el mismo escultor, en 2001 pasando a ser una imagen para vestir.

Posteriormente, uno de los cofrades, junto a una técnico de nuestra territorial de la ONCE, hicieron un recorrido de la figura con descripciones que ayudaron a las personas que palpaban a reconocer todos los detalles más destacados. Unos se detenían en la suavidad de la cara; a otros les llamó la atención el recorrido por el pelo o la túnica de lana bajo una camisa de algodón y la capelina de terciopelo; la musculatura y la tensión de las piernas o las manos también llamaron la atención de los participantes... Pudimos incluso recordar las imágenes de otros años y comparar la dulzura de este “Cristo de la Fraternidad” con las tallas de otras ocasiones en las que se reflejaba la Pasión con las heridas o marcadas gotas de sangre. Sin duda, se podían notar los contrastes y lo que intentaban transmitir entre unas y otras.

Posteriormente, pasaríamos a conocer el Paso de la Santa Cena, de estilo barroco, siendo el primero en ser llevado a costal en la Semana Santa zaragozana, con un peso en torno a los 1000 kilos. Aunque no pudimos tocarlo, ya que estaba a casi 2 metros de altura, sí pudimos ver los elementos de protección que lleva un costalero. Sin duda, una experiencia totalmente inmersiva.

La visita fue corta pero muy ilustrativa, y más, con la Semana Santa a la vuelta de la esquina. Además, de esta forma, ponemos todos nuestros sentidos cuando salimos a ver las procesiones y recordamos con cariño esos momentos. Cuando sabemos que las imágenes que hemos tocado están pasando por delante de nosotros, las sensaciones, sin duda, son indescriptibles pero, el ambiente, el olor, la música, los aplausos de la gente y, gracias a este tipo de experiencias que nos permiten crean una imagen con nuestros dedos, nos hacen vivir con mucha intensidad la Semana Santa zaragozana.

Raquel Pérez Valcárcel
Delegada de la ONCE Aragón

Categorias: Accesibilidad Cultura

¿Habéis probado alguna vez una taza de Cola-cao con zumo de naranja? Yo sí, de hecho no se me olvidará nunca.

Os preguntareis, ¿y esto a qué viene? Pues a que si os fijáis, un tetrabrik de leche tiene exactamente el mismo aspecto y forma que el del zumo… o que el del vino blanco o un caldo de pollo.

Leyendo un tetrabrik en braillePuede que sea un detalle insignificante para la mayoría, pero para las personas que tenemos discapacidad visual grave supone la diferencia entre ser autónomos y pasar a estar en igualdad de condiciones o no, ya que sin algo tan esencial como la inclusión del código braille en los envases, dependeremos eternamente de alguien para saber qué productos utilizamos.

El sistema braille lleva ya casi 200 años entre nosotros y fue la consecuencia de que una persona ciega, el francés Louis Braille, tomara la decisión de crear una herramienta que permitiera a las personas sin visión poder leer y escribir.

¿Quién no ha visto una botonera de ascensor en braille o un medicamento con esos puntitos tan característicos? Pues os sorprendería la cantidad de aplicaciones que tiene el braille en el día a día de una persona ciega o con deficiencia visual grave.

Marina tocando el piano y leyendo una partitura en brailleLos seis puntos que conforman un cajetín braille correspondiente con cada carácter forman un total de 64 combinaciones, las cuales se usan no solo para las letras y los números sino también para escribir en cualquier idioma, en partituras musicales, para anotar partidas de ajedrez, etc. Y no podemos olvidar que cada vez más podemos encontrar cartelas explicativas en museos y diferentes monumentos, que nos acercan la cultura y el arte para que con nuestras manos conozcamos un poquito más la historia.

Este sistema, además, permite que las personas, puedan ejercer en igualdad de condiciones un derecho tan básico como votar de forma independiente en unas elecciones.

Durante muchos años, y aún hoy día, se tiene la idea de que el braille es algo obsoleto, pasado de moda o que resulta tan lento y tortuoso que no sirve para nada. Pues permitidme que lo pongamos en duda porque gracias a él, combinado con el uso de la tecnología, muchas personas trabajamos a diario con dispositivos como teclados, anotadores o líneas braille; por no hablar de esos fantásticos juegos de mesa que nos regalan momentos divertidos y lúdicos con familia y amigos.

Y si es por problema de espacio… eso está solucionado con la colección de libros en formato de bolsillo que el Servicio Bibliográfico de la ONCE tiene a disposición de los usuarios, así como fantásticos mapas en relieve con sus claves en braille que nos ayudan a hacernos una idea de cómo es el mundo.

El aprendizaje del braille es una tarea y un compromiso con los que la ONCE pretende alfabetizar a los más pequeños, poniendo a su alcance cuentos multiformato o recursos manipulativos que les permitan leer y escribir como el resto del alumnado de sus centros. Aunque no podemos olvidar que la discapacidad visual es algo que cualquier persona puede adquirir de forma repentina o que progresivamente va llegando con la edad.

En este sentido, recientemente se ha puesto en marcha un método de aprendizaje de enseñanza del braille para personas adultas llamado “Ponte a Punto”, que pretende acercar el código de forma amigable y dinámica a aquellas personas que creen que por perder visión, también han perdido la oportunidad de divertirse.

El braille no solo sirve para leer una novela, sino para poder echar una partida de cartas con los compañeros, y habrá quien únicamente lo quiera para identificar el botón correcto en el ascensor de su edificio; lo que sí es cierto, es que el braille sigue más vivo que nunca, dándonos grandes alegrías, y permitiéndonos seguir creyendo en un proyecto en común, que nos une y nos hace tener una seña de identidad.

Marina Rojas
Jefa del Departamento de Comisión Braille Española y Etiquetado

Categorias: Servicios sociales Ocio y cultura Autonomía

Publicador de contenidos

Contenidos con etiqueta inclusión .

Publicador de contenidos

Síguenos en:

Twitter

Contenido - Acerca de la ONCE

Acerca de la ONCE

El compromiso de la ONCE es hacer realidad las ilusiones de miles de personas con discapacidad y de sus familias. Y todo ello (educación, empleo, accesibilidad, nuevas tecnologías, ocio, deporte...) lo logramos gracias a la solidaridad de la sociedad española que, día a día, año tras año, confía en nosotros, acercándose a los vendedores de la Organización y al resto de establecimientos autorizados para la venta de nuestros productos, conocedores de nuestra labor, sabiendo que, si nos necesita, en la ONCE y su Fundación, estaremos a su lado.

Y todo ello lo hacemos con la garantía de ser la única marca en España con el sello de Juego Responsable, con las certificaciones nacionales e internacionales más severas, y que sólo la ONCE ha alcanzado en el ámbito del juego, un aval más de la integridad de nuestra gestión.

Para más información: www.once.es